Víctor Nogueira: «Galicia es una forma de ser, y cuando da su palabra va a misa»

El presidente del grupo Nogar advierte que la autonomía precisa una fiscalidad capaz de competir con la de Madrid, Navarra o el País Vasco

«Galicia ha recuperado mucho de lo que la crisis se llevó pero echo de menos la aparición de industria nueva» El presidente de grupo Nogar, Víctor Nogueira, habla de los valores de la empresa familiar pero también de qué puede hacer Galicia para ser más competitiva. Por ejemplo, una fiscalidad que pueda pelear con la de Madrid, Navarra o el País Vasco

Redacción / La Voz

El grupo Nogar lo fundó el empresario Ceferino Nogueira y hoy lo preside su hijo Víctor, con el que trabajan nueve miembros de su misma familia entre hermanos, cuñados y sobrinos. La compañía factura 80 millones de euros al año y da empleo a 1.500 personas si se contabilizan todas las participadas y a 180 si se considera el grupo consolidado.

-Logística, actividad comercial (incluso «traiding»), renovables y promoción son las cuatro patas del negocio. Sin embargo cuando se está en Pontevedra uno piensa en Ence, de la que se habla con amor y odio. ¿Nogar (con sede en Marín) no tiene mucha dependencia de ella?

-No. Estamos diversificados. Sin embargo, la historia de Nogar no se podría entender sin conocer la historia de Ence. Es un cliente de primer nivel para nosotros y vital para el desarrollo del puerto de Marín y de la zona. No creo que pueda existir modelo económico sin industria potente.

-Entonces, las críticas...

-El desconocimiento y también el posicionamiento personal. Cada cual puede pensar lo que quiera, pero los que odian a Ence que me digan dónde están los puestos de trabajo que esta industria genera y si pueden suplirla a base de sueños; pero bueno, los sueños, sueños son.

-La «teima» se liga a que es una industria muy contaminante.

-No lo es. Eso es una mentira muy bien contada que a base de repetirla, la gente se la ha creído. Ence es una industria de primer nivel ecológico. Su nivel de emisiones está por debajo de cualquier parámetro exigido por la Unión Europea. Sobre estos temas, siempre decimos que Europa debe de ser nuestro espejo, pues mirémonos en ella. Y miremos a Ence como una empresa que cumple todos los requisitos y que es ejemplo de gestión medioambiental.

-Usted planteó que había que buscar clientes para los puertos exteriores de A Coruña y Ferrol. ¿Se ha avanzado en este tema?

-Algo se ha avanzado. Hay más de los que había. Pero los puertos simplemente son un reflejo de la situación económica. Que haya puerto es bueno y superficie sobrante, también, pero hay que gestionar la captación de industrias y eso es una política de carácter general. No es un problema de captar tráficos para el puesto exterior sino de crecimiento industrial. Hay que generar una política en Galicia que aprovechando las capacidades logísticas, las empresas elijan la comunidad para establecerse.

-¿Cuál es la pócima mágica?

-Galicia crece sustancialmente por encima de la media española. En toda España echo de menos la aparición de industria nueva. Se ha hecho un esfuerzo enorme respecto a la exportación ante la caída del consumo interno, no ha dejado de ser importante el crecimiento del turismo, pero nos falta industria. Galicia tiene que buscar algo que haga que sea diferente.

-¿El qué?

-Estamos en una lucha fiscal. Es una realidad, Galicia tiene que ser competitiva y la fiscalidad es un factor de competitividad similar al coste laboral, a las infraestructuras. Nuestra fiscalidad tiene que competir con la de Madrid, la del País Vasco, Navarra, Canarias.. El otro factor clave es integrar aún más (ya lo estamos haciendo) el aprovechamiento de nuestras riquezas naturales. Pero también tenemos que conseguir hechos diferenciales. Entiendo que Galicia ha sido enormemente perjudicada con el tema de la reforma eléctrica al desaparecer los apoyos que teníamos para la eliminación de purines. Debemos competir con la producción de carne de otros países que bonifican este tipo de energías. Y lo mismo en el tema de la biomasa forestal. Alguien puede aludir a la factura eléctrica, pero entiendo que hemos de apoyar el coste de la energía en sistemas que tengan valor añadido. Fomentar la biomasa forestal significa limpiar el monte, fijar población y seguir explotando la masa forestal que tenemos en Galicia.

-Hace cinco años falleció su padre, ¿aún sigue teniendo presencia en la empresa?

-Sí. [Su despacho lo preside un cuadro de Ruibal que compró Ceferino Nogueira] Queda la herencia de cuáles son los principios de esa empresa. Por ejemplo, el trabajo en equipo, la familia unida y empujando; ganarse la confianza del cliente y del colaborador; considerar que los colaboradores son una parte de la familia; intentar saber lo que el cliente busca, y ayudarlo; y vivir mucho para Galicia. Nuestro padre era un enamorado de esta tierra y trabajó en todo el mundo. Nosotros seguimos haciéndolo pero siempre con Galicia como referente.

-Pero hoy Galicia parece que no es nada. Todo se va para Madrid o Barcelona.

-Galicia lo es todo. Galicia es una forma de ser, de ver las cosas. Yo estoy 100 días al año fuera pero soy gallego y español, y defiendo la forma en la que se se hacen aquí las cosas: amodiño.

-¿Cómo son los gallegos?

-Valientes porque vamos a donde nadie nos llama. Lo más fácil es encontrarse un gallego vendiendo hielo en el polo norte. Tienen un alto sentido de la responsabilidad y su palabra va a misa (esto también procuramos llevarlo adelante en la empresa porque es una parte del legado personal que recibimos). El gallego también es conservador, acompañándose siempre de ese amodiño.

-¿Y de la matriarca qué me dice?

-Ahí está marcando el tono y siendo la referencia. Es la típica madre gallega. Con todos sus polluelos, pendiente de todos ellos, y todos pendientes de ella.

-¿Donde pasará la Nochebuena?

-En familia. La gran fiesta es la comida de Navidad. Tienen que complicarse mucho las cosas para que no estemos todos juntos.

-¿Con huevos encapotados?

-Sigue siendo el plato estrella.

Tercera generación: una licenciatura, máster, idiomas y haber trabajado tres años en empresas ajenas

En Nogar está entrando la tercera generación

-Hace dos años eran 6 hermanos y cuñados y ahora ¿cuántos son? ¿Demasiados?

-Tres más, así que somos nueve. No, no somos demasiados. Los dueños tienen que estar en la empresa si son buenos. Nosotros tenemos una serie de requisitos potentes que deben cumplir los familiares que se vayan integrando: ser licenciado, tener idiomas, un máster y haber trabajado durante 3 años en otras empresas fuera del grupo. Además, han de ser seleccionados por alguien que no sea de su estirpe. Por ejemplo, yo no puedo seleccionar a mi hijo. E igual que van llegando miembros de la tercera generación, se incorporan muchos profesionales que también aportan talento.

-Usted es partidario de formar a accionistas.

-Sí. Es muy distinto cuando hablas de segunda generación que de la tercera y de la cuarta. Se amplía el árbol y no todo el mundo está en la empresa, como es lógico. Por eso lo más importante es que los miembros de la familia que no están en la compañía (serán la inmensa mayoría) sepan lo que significa ser accionistas y, sobre todo, serlo en una empresa familiar. No es lo mismo que tener títulos de Telefónica, BBVA y Santander. Ser accionista de una empresa familiar significa asumir sus valores, la responsabilidad que conlleva, tener perfectamente claro qué es patrimonio familiar y qué es patrimonio empresarial; saber que la firma no está solo para obtener una renta sino que tiene que cumplir una función socioeconómico, y ser conscientes de que la conforman los socios y todo el equipo humano Por eso es muy importante formar a los accionistas de una empresa familiar. Porque tienen que ser accionistas con mayúscula.

-¿Es más fácil emprender de la nada o continuar con una compañía ya asentada?

-Es importante el contexto histórico. Cuando no hay nada y no hay competencia, hay más oportunidades de emprender. Cuando recibes una empresa en una situación económica solvente, muchas de las dificultades del arranque no las sufres. Pero ambos caminos tienen sus inconvenientes y sus ventajas. Aunque, lo más importante es emprender sea desde cero o desde 50, y seguir apostando por hacer cosas nuevas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
12 votos
Comentarios

Víctor Nogueira: «Galicia es una forma de ser, y cuando da su palabra va a misa»