El Santander nombra a Isabel Tocino nueva presidenta del Pastor

La exministra se pone al frente del segundo mayor banco de Galicia


Redacción / La Voz

La cántabra Isabel Tocino, exministra con José María Aznar y hasta el martes consejera del Santander, será la nueva presidenta del Banco Pastor y también la vicepresidenta del consejo de Santander España. La decisión la tomó el consejo de administración del banco en Brasil, donde se reunió, habida cuenta de que el país latinoamericano aporta el 26 % de los resultados del grupo.

«Una vez obtenidas las autorizaciones regulatorias correspondientes», informó el banco, la ex política popular tomará las riendas del Pastor -la segunda entidad financiera de Galicia-, cuyo consejo de administración estaba disuelto. Con ficha bancaria propia, el Pastor tiene su sede en A Coruña y su último presidente fue José María Arias.

Tocino es también consejera de Ence y Enagás, y lo fue de Naturhouse hasta el pasado junio, cuando renunció después de que, tras la adquisición del Popular por el Santander, el presidente de la compañía dietética, Félix Revuelta, pusiera en marcha acciones legales por la pérdida de su inversión en el Popular.

«Estoy segura de que la fuerza y dedicación de Isabel van a ser esenciales en el conjunto de Santander España y muy especialmente en su nueva responsabilidad como presidenta del Banco Pastor, que cuenta con una gran implantación en Galicia», señaló Ana Botín en el comunicado.

El nombramiento de la abogada cántabra deja entrever, además, que el Santander mantendrá durante un tiempo la marca y la filial del Pastor, tras rectificar su decisión inicial.

Negociación del ERE

Precisamente el nombramiento coincidió el martes con una nueva reunión de los sindicatos y la empresa para negociar las condiciones del expediente de regulación de empleo (ERE) que el Santander pondrá en marcha para integrar sus servicios centrales y los del Popular, tras su adquisición el pasado 7 de junio.

En el encuentro, los representantes de los trabajadores insistieron en la necesidad de que la empresa mejore las condiciones del ajuste, después de que la pasada semana la dirección accediera a rebajar a 1.384 las salidas contempladas en el ajuste, además de mejorar las condiciones de las bajas incentivadas.

«No negamos que la dirección ya ha rebajado en 200 personas la cifra del ERE, pero nosotros consideramos que aún sigue habiendo margen para reducirla. Creemos que un millar de personas sería un número que podría dar encaje a la reestructuración que persigue el banco y que permitiría que el proceso se cerrara solo con adhesiones voluntarias, sin medidas traumáticas», explicaron las fuentes sindicales consultadas, que confirmaron que la empresa está dispuesta a estudiar sus reivindicaciones y que les dará respuesta el jueves, en el siguiente encuentro que mantendrán.

En este sentido, para «fomentar» la voluntariedad de las salidas, los sindicatos insisten en la necesidad de mejorar también las condiciones del ajuste, más allá de los 55 años a los que el Santander accedió a rebajar la edad de los empleados que se acojan a las prejubilaciones, porque de otro modo no habrá acuerdo.

«El pasado reciente de anteriores procesos nos demuestra que hay margen», explican los sindicatos, apuntando que su objetivo es que la oferta se equipare a la del ERE de diciembre del 2016 que realizó el Santander.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
35 votos
Comentarios

El Santander nombra a Isabel Tocino nueva presidenta del Pastor