La banca, obligada por ley a facilitar cuenta y tarjeta a todos los clientes

Rubén Santamarta Vicente
rubén santamarta REDACCIÓN / LA VOZ

ECONOMÍA

M.MORALEJO

El Gobierno asume, un año tarde, la directiva europea para evitar la exclusión financiera

25 nov 2017 . Actualizado a las 08:34 h.

Con algo de retraso (se preveía para hace un año), el Gobierno ha decidido transportar a España una directiva comunitaria con la que trata de evitar la exclusión financiera, esto es, que determinados perfiles de clientes se queden fuera del circuito bancario simplemente porque no les resulta interesante a las entidades. A través de un real decreto-ley, los bancos estarán obligados a facilitar a todos los usuarios una cuenta corriente para depositar su dinero o realizar traspasos, y disponer de una tarjeta. Y con independencia de la rentabilidad que les suponga ese ciudadano.

La decisión, adoptada ayer por el Consejo de Ministros, llega en un momento clave. Los cinco grandes grupos bancarios que operan en España -Santander, BBVA, CaixaBank, Sabadell y Bankia- controlan ya más del 70 % de todo el mercado, tras sumar el negocio del Popular al Santander. Es uno de los niveles de concentración más altos de la UE. Por comparar con economías similares, en Alemania esa cuota apenas supera el 30 %; y en Francia e Italia no llega al 46 %. En Galicia ese nivel de control de los cinco grandes es más preocupante: supera el 90 % de todo el negocio. La oferta hoy se reduce a poco más de una decena de entidades, cuando antes de la reestructuración, en el 2009, superaban la veintena. Y hay grandes áreas rurales que se han quedado sin oficinas bancarias.

Ese oligopolio puede dar lugar desde una menor oferta competitiva a los clientes a una exclusión de clientes a sus servicios. Es el principal objetivo de la ley presentada. Estas son las claves: