Los fondos dueños de Cortefiel tantean la compra mayoritaria de Bimba y Lola

CVC y Pai Partners figuran entre los aspirantes a adquirir el grupo gallego de moda


vigo / la voz

Bimba y Lola es la tercera mayor empresa de moda de Galicia, solo por detrás de Inditex y de Textil Lonia (empresa de la familia); y la salida a la venta de una participación mayoritaria de la firma con sede en Mos (Pontevedra) ha despertado el apetito inversor de un buen puñado de fondos de capital riesgo, entre los que suena con fuerza la alianza constituida para tal fin por el británico CVC Capital Partners y el francés Pai Partners.

El banco de inversión Morgan Stanley se encarga de una operación que tiene como dead line (fecha tope) la mitad del 2018. Las hermanas Uxía y María Domínguez (sobrinas del diseñador Adolfo Domínguez), fieles a su hermetismo corporativo, se esfuerzan en llevar la operación con la mayor reserva. «Por ahora no podemos hacer ningún comentario», se limita a decir la empresa, mientras fuentes de mercado ya hablan de la venta de hasta un 70 % del grupo y sitúan su precio en el entorno de los 400 millones de euros.

¿Pero cuál es el valor de Bimba y Lola? Según el informe sobre fusiones y adquisiciones en el sector consumo, elaborado por la consultora EY, el múltiplo de valoración en el sector de retail en España se situó el año pasado en 9,1 veces el ebitda. Teniendo en cuenta que en Bimba y Lola en el pasado ejercicio esa fue de casi 22 millones de euros, el precio de mercado estaría en torno a los 200 millones, una cifra muy inferior a las que se están manejando en el mercado para la actual operación.

Un negocio redondo

Aunque quizás su mayor capital está en su potencial de crecimiento. Con unas ventas en el 2016 de 152,4 millones que la consolidan ya en el top ten nacional, más de mil empleos directos y una aportación fiscal de 23 millones (en Galicia), la firma llega en estos momentos a más de 20 países, con 222 puntos de venta en el mundo.

No es de extrañar, por tanto, el interés que ha despertado su venta entre los fondos de capital riesgo, y que sea la oferta conjunta de CVC y Pai la que con más fuerza esté sonando en el mercado.

Sería su segunda apuesta por la industria de moda española después de que este pasado mes de julio firmaran la compra del 100 % del grupo Cortefiel, el número tres del sector en España, tras comprar a Permira su participación en la compañía. La operación se cerró en una cifra superior a los mil millones.

Además de Cortefiel, CVC está en el capital del grupo español de alimentación Deoleo o en Samsonite. Pai Partners conoce bien el mercado gallego, ya que ha estado en el capital del grupo Geriatros hasta este verano.

La venta de Bimba y Lola será la segunda mayor operación dentro del sector de la moda, tras Cortefiel. Hace tan sólo unos meses, el sector protagonizó otra de las grandes transacciones del año: el fondo BC Partners compró Pronovias a su fundador, Alberto Palatchi, por unos 550 millones de euros. Hace un mes el fondo Op Capital se hizo con la cadena de zapaterías Merkal por 70 millones.

La empresa cambia de sede y amplía instalaciones para afrontar una mayor capacidad de ventas

El mercado internacional pide más Bimba y Lola y la empresa, que el pasado mes de marzo, coincidiendo con la presentación de sus resultados anuales, anunció que buscaba opciones de suelo para una nueva sede y una gran planta logística, ha optado por quedarse en Galicia. Eso sí, la compañía se trasladará a las instalaciones en las que el extinguido grupo Pórtico llegó a invertir 20 millones de euros, en el mismo municipio de Mos, al tiempo que acondiciona una nueva superficie logística en el parque tecnológico de Valladares.

«Es una inversión estratégica que refuerza su valor de cara a la entrada de inversores», explican fuentes próximas al grupo.

No es la primera vez que las dos empresarias gallegas buscan un socio que acompañe su fuerte crecimiento. Hace tres años sacaron a la venta una participación minoritaria. Entre los interesados estuvo L Capital, el fondo de capital riesgo de Louis Vuitton Moet Hennessy (LVMH).

El fallido precedente

Sin embargo, el responsable de la firma de capital riesgo y las dueñas de Bimba y Lola no se pusieron de acuerdo en el precio de compra (se habló de una oferta de 150 millones de euros), especialmente porque la compañía dependía en ese momento de la evolución del mercado español, cuyo consumo se encontraba en pleno proceso de declive como consecuencia de la fuerte crisis económica que atravesaba entonces el país.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Los fondos dueños de Cortefiel tantean la compra mayoritaria de Bimba y Lola