Alejandra Pérez: «El gallego siempre será conservador, pero ahora asume más riesgos»

«No quiero que un cliente invierta en algo solo porque confía en mí, quiero que entienda lo que hace», dice la delegada de la EFPA en Galicia


redacción / La Voz

La Asociación Europea de Asesores Financieros (EFPA) celebró la semana pasada su encuentro anual en Galicia, donde la entidad ha duplicado su número de socios en los últimos dos años, hasta superar los 1.600. El encuentro, explica la delegada territorial de la asociación, Alejandra Pérez, estuvo centrado en los cambios que introducirá la nueva directiva europea de inversiones.

-¿En qué lo notará el cliente?

-Lo relevante de MiFID II, el espíritu de la directiva europea, es proteger al cliente. Tiene que estar perfectamente informado, y la información que reciba debe estar libre de conflictos de interés, y ha de disponer de una amplia variedad de opciones de inversión para poder escoger. Hasta ahora en España cualquiera podía sentarse delante del cliente y hacer que le asesoraba. Pero desde enero, la directiva obliga a que ese profesional tenga que cumplir unos requisitos de formación, competencia y experiencia. De hecho, se establecen distintos niveles: uno que permite informar y otro, más exigente, para asesorar.

-¿Se hará una limpieza en el sector financiero?

-Una limpieza en el buen sentido, porque no se trata de expulsar a gente del sistema, sino de identificar a los actores verdaderamente capacitados. Antes, la gente que trabajaba en finanzas te podía vender desde un plan de pensiones hasta una póliza de crédito y la idea ahora es que se especialicen.

-Después de fraudes como el de las preferentes, ¿se han vuelto más desconfiados los clientes?

-Desde mi punto de vista, sí. El cliente gallego es muy confiado de entrada, pero las situaciones que se han dado han hecho que se haya vuelto más receloso y exija más información.

-¿Va cambiando esa actitud?

-Gracias al trabajo realizado para recuperar la confianza, el siguiente paso fue tomar conciencia de la necesidad de mejorar la cultura financiera. Yo no quiero que un cliente mío invierta en algo solo porque confía en mí, sino porque entienda lo que va a hacer y tome una decisión consciente.

-El gallego tiene fama de ser muy conservador en las finanzas: ¿es cierta la etiqueta?

-Sí, es muy conservador en el sentido de que, una vez que genera un patrimonio, lo fundamental para él es preservarlo. Pero en los últimos años se detecta una tendencia a asumir más riesgo por las circunstancias del mercado. El inversor gallego es conservador y lo va a ser siempre, pero antes los depósitos estaban al 4 % y ahora casi al 0. No se obtiene rentabilidad sin asumir cierto riesgo.

-¿Y en qué se puede invertir para sacarles rédito a los ahorros?

-En el mercado siempre hay oportunidades, pero para encontrarlas es importante analizar el perfil de cada cliente: las necesidades de liquidez, el umbral de riesgo... Por eso es fundamental la labor del asesor financiero, porque también hay que hacer un seguimiento de la inversión, sobre todo en el caso de los fondos.

-Han tratado también el tema del ahorro para la jubilación: ¿cómo valoran los cambios anunciados en los planes de pensiones?

-La lectura, a priori, es positiva. Luego hay que ver cómo se materializa. La percepción es que la gente está preocupada por la jubilación y por la necesidad de complementar la pensión de la Seguridad Social, porque todo el mundo tiene claro que va a ser insuficiente.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Alejandra Pérez: «El gallego siempre será conservador, pero ahora asume más riesgos»