Grandes fondos de capital invierten en sectores vitales de la economía gallega

Moda, grandes superficies, gimnasios o geriátricos acaparan las mayores actuaciones

.

Redacción / La Voz

La inversión extranjera repunta en Galicia, y lo hace alentada por fondos de capital que buscan intereses en donde gastar más allá del real estate inmobiliario. «Hay mucho dinero dispuesto a entrar en Galicia», afirman desde la patronal Ascri (Asociación Española de Capital, Crecimiento e Inversión). Y para muestra, un dato: la cifra de inversión en el mercado español se situó en 3.046,5 millones de euros de enero a junio, según los datos de esta organización, lo que supone cuadriplicar la cifra registrada en el mismo período de hace un año.

En el primer semestre del año son numerosas las operaciones iniciadas en la comunidad gallega. Dice Ascri que la segunda mitad del ejercicio será histórica. «La perspectiva es que se supere la cifra récord del 2005, cuando el sector invirtió más de 4.000 millones de euros en el país, por lo que prevemos un cierre de año récord», asegura la patronal.

«Hay mucho dinero dispuesto a entrar en Galicia», afirman desde la patronal Ascri ¿Qué porcentaje de esas operaciones se materializarán en Galicia? Los brókeres que median en las negociaciones explican que los fondos de capital riesgo que planean sobre la comunidad gallega siguen tendencias sectoriales de inversión: desde el retail a los gimnasios, pasando por la industria de la alimentación, los aparcamientos o en las energías renovables.

Una de sus nuevas apuestas, en este sentido, es el sector de la moda. La salida de la crisis y la recuperación del consumo ha hecho que los inversores vuelvan a apostar con fuerza por este negocio, que tantos quebraderos de cabeza dio a más de un fondo durante la crisis.

Hace tan solo unos meses, el sector protagonizó una de las grandes operaciones (y más disputadas) del año: el fondo BC Partners compró Pronovias a su fundador, Alberto Palatchi, por unos 550 millones de euros.

Procedimientos en marcha

Ahora todas las miradas están puestas en el proceso de venta de Bimba y Lola, encomendado al banco de inversión Morgan Stanley. Es, según fuentes de mercado, una de las operaciones más esperadas y podría estar valorada en torno a 300 y 400 millones de euros.

El gran crecimiento que ha experimentado en los últimos tiempos la cadena de moda gallega, tanto en términos económicos (un 24 % en las ventas en el primer semestre fiscal) como a nivel de aperturas anticipa que a Bimba y Lola no le van a faltar buenas ofertas. El proceso comenzará formalmente el próximo año.

Otra inversión en marcha es la venta de la cadena de gimnasios Sidecu, en su día participada del Banco Pastor (que deshizo progresivamente su posición en la firma). Del proceso se encarga la firma estadounidense Greenhill, especializada en asesoría de fusiones y adquisiciones. Tras realizar una criba entre los fondos que se interesaron por la operación, valorada en una horquilla de entre 150 y 200 millones de euros, en la fase final se estaría negociando en exclusiva con Portobello Capital.

En el pujante sector de la biotecnología también se está empezando a mover dinero en busca de buenas oportunidades de inversión. Inveready, One to One, Cross Road Biotech Inverbi tantean con interés a varias asociadas de Bioga, el clúster biotecnológico de Galicia.

Industria y servicios

Además de operaciones en curso, en este año se han ejecutado ventas importantes. En marzo, la factoría Bioetanol Galicia, situada en Teixeiro (Curtis), y propiedad de Abengoa, fue adquirida por el fondo de capital riesgo Trilantic Europe, junto a otras cuatro firmas propiedad de la compañía andaluza por 140 millones de euros.

En agosto, el mayor grupo de residencias para la tercera edad y asistencia a personas mayores en España, la empresa gallega Geriatros, cambió de manos. El fondo inversor PAI Partners vendió toda su participación en el grupo francés HomeVi, a su vez accionista único Geriatros. La matriz pasó a manos de otros inversores franceses, ICG y Sagesse Retraite Santé.

También este verano, el fondo israelí MDSR Investments cerró la compra de su segunda cartera de hipermercados Carrefour y Eroski, una operación, que tuvo un valor que rondó los 150 millones de euros, e incluyó el hipermercado de Eroski en Ribadeo. Además, desde hace unos días, el fondo de inversiones Blackstone, considerado el nuevo gigante del ladrillo y la mayor inmobiliaria privada de España desde que compró el 51 % del suelo, viviendas y locales del Banco Popular, es el nuevo propietario del centro comercial Abella. Y el gigante Eurofound-Intu sigue a la espera de licencia para ejecutar en Vigo uno de los mayores complejos comerciales de España con una inversión de 500 millones.

«Vamos a ver muchas operaciones en próximos meses»

La consolidación del crecimiento de la economía española, la recuperación de la confianza extranjera, y una buena base de empresas para invertir son, según la patronal Ascri, las claves que explican el enorme apetito inversor que España ha despertado en los fondos de capital, que también salpica a la comunidad gallega. «El sector tiene mucha vitalidad y hay dinero para seguir creciendo; vamos a ver muchas operaciones a lo largo de los próximos meses», añade esta organización. Las operaciones de fusiones y adquisiciones también están creciendo (43 cerradas en el primer semestre en la comunidad gallega), pero el 75 % de estas inversiones ejecutadas con capital privado en España han sido ejecutadas por fondos extranjeros, que han sido los protagonistas de los grandes desembolsos. Ascri los llama los mega-deals y son eso, grandes operaciones, capaces por sí solas de dar un buen estirón a las cifras del sector. En la segunda mitad del año pasado, hubo 6 y en la primera del 2017 se registraron 8, entre las que se encontraron CLH, Allfunds, Acceltya, Vitalia Home, Nace y Pachá.

Clave del despegue

«Los fondos extranjeros han sido la clave para el despegue de la actividad de fusiones y adquisiciones en España», explican en la consultora KPMG. Solo en el primer semestre, la inversión foránea en este negocio ha crecido un 84 %, añaden.

A modo de ejemplo: las diez mayores operaciones de compras de empresas lanzadas o concluidas en España este año suman más de 27.000 millones de euros

KPMG coincide en los pronósticos: al cierre de la segunda mitad del año, el balance demostrará que la actividad extranjera ha seguido creciendo, tanto fondos como inversores industriales chinos, árabes y latinoamericanos que están sustituyendo a los inversores tradicionales en España, de origen norteamericano y europeo, según esta consultora.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
14 votos
Comentarios

Grandes fondos de capital invierten en sectores vitales de la economía gallega