Emilio Bruquetas: «Diez años después de traer el gas a Galicia, ahora vamos a llevarlo al mar»

El director general de Reganosa, que convirtió la firma en una multinacional, insta al sector pesquero a liderar el cambio al GNL

;
«Diez años después de traer el gas a Galicia, ahora vamos a llevarlo al mar» Emilio Bruquetas, Director general de Reganosa, habla sobre los retos que tiene por delante la compañía. Ahora que la firma ya es una multinacional insta al sector pesquero a liderar el cambio al GNL.

ferrol / la voz

Dirige Reganosa, que cuenta con la regasificadora más pequeña del sistema gasista español, pero su tamaño nunca ha sido un freno para lanzarse al mundo. En un sector árido como el energético, cuando Emilio Bruquetas (Santiago de Compostela, 1974) explica los proyectos de la compañía mugardesa lo hace traspasando su dimensión técnica y económica y poniendo el acento en la «capacidad de crear», de generar valor y empleo en y desde Ferrolterra. Bajo su batuta, la empresa, que cumple su primer decenio en operación, se ha convertido en una multinacional.

-En estos diez años, ¿han conseguido lo que se proponían?

-Son diez años de operación, pero el proyecto empieza antes, en el 2001. Desde un punto de vista de las expectativas iniciales de Reganosa, que suponían traer el gas a Galicia, los objetivos están más que cumplidos. En este camino hemos encontrado sinergias muy interesantes con los astilleros de Ferrol y hemos hecho otras cosas no previstas. Diez años después de traer el gas a Galicia, y llevarlo a las casas y a las industrias, nuestro objetivo es llevarlo a los barcos de los gallegos, a los puertos, a las rías y al mar.

-Han dado el salto al exterior.

-Nuestra vida nunca ha sido fácil, pero hemos adquirido una experiencia, unas capacidades y conocimientos en otros ámbitos en donde posiblemente nadie nos esperaba. Un hito importante lo alcanzamos en el 2015, cuando nos certificamos como gestores de la red de transporte. Ese mismo año creamos Reganosa Servicios y empezamos una aventura más allá de Galicia y de España. En el 2016 conseguimos nuestro primer contrato de operación y mantenimiento, el de la terminal de Malta. En estos diez años, lo que veníamos a hacer a Galicia está conseguido, pero hemos encontrado otras cosas que hacer por el mundo y estamos en ello, como llevar el gas al mar.

-¿Es la de Reganosa una planta pequeña con una ambición muy grande?

-Somos un gestor de infraestructuras gasistas. Hoy en día gestionamos una planta de gas en Mugardos y otra en Malta, participamos en el proyecto de construcción de una central de gas en Kuwait, gestionamos 130 kilómetros de gasoducto de alta presión en España, somos parte y gestor de la red básica nacional y participamos junto al resto de los gestores en el desarrollo de la normativa y de la planificación europea de infraestructuras. No somos los que gestionamos más infraestructuras del sistema gasista europeo, pero eso no nos ha hecho parar, sino todo lo contrario.

-Habla de estar en sitios en los que no se les esperaba. ¿Como en el concurso de gestión de la red gasista de Grecia? ¿Qué podría suponer para Reganosa?

-Es un proceso en el que Grecia privatiza el gestor de la red de transporte y es un proyecto que se hace con unas restricciones muy fuertes para los que pueden competir. La exigencia fundamental es que sean compañías certificadas como gestores de red de transporte en el ámbito europeo. Es una exigencia técnica. Entra dentro de nuestro desarrollo estratégico operar y mantener otro tipo de infraestructuras, más aún cuando son fundamentales para la seguridad del suministro europeo y para nosotros es un honor estar compitiendo con un consorcio liderado por la italiana Snam. Supondría un paso más en este proceso de crecimiento, de generación de valor y de creación de una empresa multinacional energética con base en Galicia.

-¿En qué otros países tiene puesta la mirada la empresa?

-Desde el punto de vista de consultoría, desarrollamos actualmente trabajos en muchos países, entre ellos Kuwait y Pakistán. Lo hemos hecho también para Colombia y Mozambique, y además tenemos algún proyecto en la India. Desde el punto de vista de operación y mantenimiento y de gestión de infraestructuras, los concursos en los que participamos son confidenciales.

-Este es un año de proyectos en el exterior, pero con caída en la actividad en la regasificadora.

-La planta se utiliza en línea con lo que se usó el año pasado. En el sistema gasista se está produciendo una polarización y una utilización en las plantas de Barcelona, Huelva y Bilbao. Para mantener la competitividad de las instalaciones en Galicia y garantizar un precio adecuado del gas es fundamental conseguir tener un almacenamiento suficiente para jugar un rol y tener garantizada la salida de ese gas al resto del sistema a través de la conexión de la comunidad.

-Alude al objetivo de convertir la planta en centro logístico para el suministro de gas para los buques. ¿Cómo va la adaptación de las instalaciones?

-Ahora mismo está acabándose la ingeniería de detalle para la transformación del atraque actual y en un plazo muy breve empezarán las obras para poder recibir todo tipo de buques, también más pequeños, para poder suministrarles desde la terminal.

-Defienden la transformación de la pesca para usar gas natural licuado (GNL). ¿Está sensibilizado el sector?

-El sector es muy importante para Galicia y tiene una magnífica oportunidad de liderar la transformación del combustible que utiliza la pesca en el mundo. Hemos hecho un estudio muy detallado de cuáles serían las flotas que tendrían que transformarse. Trabajamos mucho con los armadores, pero hay que decir que la bajada del precio del combustible que utilizan no ha supuesto el mejor incentivo para la transformación.

-¿Cuándo tendrá Galicia un barco para el avituallamiento de gas a otros buques?

-Es una pieza básica para generar el hub de GNL en Galicia. Desde el punto de vista de diseño, está muy avanzado. No ser los primeros en la tecnología nos supondrá asegurar que ese buque lleve toda la experiencia de los que ya están saliendo, y eso es importante, porque vamos a tener que suministrar en las condiciones marítimas del Atlántico. Trabajamos con total intensidad con todos los actores para que ese barco sea una realidad.

«Reganosa nunca ha sido el problema para el sector marisquero de la ría de Ferrol» 

La planificación energética europea ya incluye la construcción de un tercer tanque de almacenamiento de gas para la terminal gallega.

-¿Por qué necesitan contar con un tercer tanque?

-Reganosa ha sido pionera en la creación del concepto de plantas de regasificación como centros logísticos, y no hay logística sin almacenamiento. Para tener una capacidad realmente competitiva, como otras terminales, como pueden ser la belga o la holandesa, necesitamos elevar la capacidad de almacenamiento al entorno de los 500.000 metros cúbicos. Esto garantizaría que exista un mercado dentro de nuestros tanques y la disponibilidad de GNL a precios competitivos en Galicia.

-¿Qué va a aportar la japonesa Sojitz, que acaba de entrar en el accionariado?

-Sotjiz es una compañía reputadísima en el sector del gas natural licuado, con mucha historia, con conocimiento en toda la cadena del gas natural licuado, con un interés en Asia fortísimo y una capacidad financiera muy alta. Como de cualquier otro de nuestros accionistas, intentaremos sacar lo mejor para el proyecto.

-Personal y profesionalmente, como ferrolano y como director general que ha participado en este proyecto desde sus inicios, ¿qué siente cuando 16 años después ve que continúan convocándose protestas contra la planta?

-Los ferrolanos tendríamos que plantearnos alguna vez que tenemos que lograr que hacer negocio y crear en Ferrol sea sencillo. Soy ferrolano, conozco el mar, que es una de las grandes pasiones de mi vida, conozco la ría desde muy pequeñito y ver todas las mentiras que se han vertido sobre lo que supone Reganosa para la ría y que se siguen vertiendo después de diez años sin ninguna base científica ni ningún conocimiento es durísimo. El problema de la ría de Ferrol para la sostenibilidad del sector marisquero no es ni lo será nunca Reganosa. ¿Por qué se siguen manteniendo esas protestas? Sencillamente porque hay interés en hacerlo. Pero nosotros nos dedicamos a crear. Al final, tener la capacidad de crear, de darles salida profesional a los ingenieros que se forman en Ferrol, en la Universidad, no deja de ser una satisfacción y posiblemente es de lo que más orgulloso me siento de este proyecto. Estamos creando empleo de calidad en Ferrol, por mucho que alguno quiera decir que no.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
23 votos
Comentarios

Emilio Bruquetas: «Diez años después de traer el gas a Galicia, ahora vamos a llevarlo al mar»