Ryanair gana un 11 % más en el primer semestre a pesar de la polémica de las cancelaciones

La compañía irlandesa registra un beneficio neto de 1.293 millones y asegura que las cancelaciones, que le han costado 25 millones, no impactarán en sus cuentas anuales


Ryanair registró un beneficio neto de 1.293 millones de euros en la primera mitad de su ejercicio fiscal, finalizado el pasado 30 de septiembre, lo que supone un aumento del 11 % con respecto al mismo período del año anterior, cuando ganó 1.168 millones de euros, excluidos extraordinarios.

La compañía irlandesa de bajo coste ha calificado estos resultados de positivos pese al impacto de los errores en la planificación de las vacaciones de sus pilotos a inicios de septiembre, que le obligó a cancelar el 2 % de sus vuelos programados, a los que se sumará una nueva oleada de anulaciones esta temporada de invierno.

Ryanair ha asegurado que la cancelación de vuelos para los próximos meses -dejará en tierra 25 aviones de los 400 que componen su flota invernal desde el día 17 de noviembre hasta el 18 de marzo- no afectará a sus cuentas al final de este año fiscal. La aerolínea ha reconocido que estos problemas provocaron la caída de la puntualidad del 90 % al 70 % promedio en sus vuelos.

El consejero delegado de Ryanair, Michael O'Leary, ha insistido en la compañía aérea mantiene sus previsiones para el 2017 en la horquilla estimada de entre los 1.400 y 1.450 millones de euros. «Nuestro balance continúa fuerte», ha añadido. 

No obstante, la cancelación de miles de vuelos le ha supuesto a Ryanair un coste de 25 millones de euros por la reubicación de los pasajeros, la devolución de billetes y el pago de compensaciones, a los que se suman otros 45 millones de euros para mejorar las condiciones laborales de sus pilotos, que se elevarán a 100 millones para el conjunto del año.

Un 14 % más de ingresos por servicios complementarios

La compañía incrementó un 5 % su facturación durante su primer semestre fiscal, hasta los 4.425 millones de euros. De esta cantidad, 1.012 millones de euros correspondieron a las ventas de servicios complementarios, conocidos como ancillary services, que repuntaron un 14 %. O'Leary, ha celebrado el ingresos por servicios complementarios, al tiempo que ha destacado la reducción del 5% en sus costes unitarios. «El balance de la compañía se mantiene fuerte», ha valorado.

De enero a septiembre, los gastos de Ryanair se elevaron un 6 % hasta los 2.949 millones de euros, con un descenso del 6 % en arrendamientos y una caída del 3 % de la partida de carburante, hasta los 1.040 millones de euros, contrarrestados por el aumento del 11 % en gasto de personal y del 30 % en marketing y distribución.

Recorta previsiones en su crecimiento

Ryanair prevé un descenso del 4 % en su crecimiento de pasajeros para el conjunto del año, que ahora estima que bajen de los 131 millones de viajeros estimados inicialmente a 129 millones. Asimismo, augura un descenso de las tarifas del entorno del 4 % o 6 % (frente al -5 % a -7 % anterior).

En cuanto al brexit, O'Leary ha señalado que la compañía sigue preocupada por la incertidumbre que rodea todavía a los términos de la saluda de Reino Unido de la UE en marzo del 2019 y se mostró a favor de un acuerdo bilateral sobre aviación entre ambas partes. «Nosotros, como otras aerolíneas, necesitamos claridad antes de formalizar los calendarios del verano 2019 a mediados del próximo año y el tiempo se está agotando», ha apuntado.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Ryanair gana un 11 % más en el primer semestre a pesar de la polémica de las cancelaciones