Las empresas gallegas reducen un 13 % el plazo en el que pagan sus facturas

Está entre las comunidades más cumplidoras, pese al nuevo sistema de IVA de Hacienda


redacción / la voz

Las empresas gallegas han registrado un retraso medio de pago de facturas a sus proveedores de apenas 10 días en el último trimestre contabilizado, entre julio y septiembre, manteniéndose como una de las cinco comunidades en las que las pymes, grandes sociedades y empresas públicas mantienen una mejor cadencia de pago. Lo recogen los últimos datos de la consultora Informa D&B, una de las principales plataformas de información empresarial en España, que extrae su información de una base con más de 400.000 firmas.

Las cifras de ese período, el tercer trimestre, tienen además la singularidad de que han coincidido con la entrada en vigor del nuevo sistema de gestión del IVA, que obliga a las compañías que facturan más de seis millones a remitir a Hacienda casi en tiempo real su facturación, a través del suministro inmediato de información (SII). Es un procedimiento que añade más burocracia a las empresas, que temían que la puesta en marcha de este procedimiento conllevara una mayor complejidad y retrasos en los pagos de las facturas. Por ahora, según este documento, no se ha notado; tampoco en Hacienda constan problemas desde la implantación de este nuevo sistema de IVA.

Según los datos de Informa D&B, el retraso medio de pago de las empresas gallegas (incluyendo también las de la Xunta) está ahora en los 10 días; hace un año estaba más cerca de los 12. Es una reducción del 13 % en el período medio de pago. Son las mejores cifras desde que hay registros. Además, sigue por debajo de la media del país, que está por encima de los 11 días, y muy por delante de territorios con un movimiento empresarial más potente, como Madrid o la Comunidad Valenciana. Con todo, sigue a mucha distancia de los casos de Navarra y el País Vasco, que apenas llegan a los siete días de demora en sus facturas.

Un 60 %, al momento

Las empresas privadas disponen de un período de 60 días (30 para la Administración pública) para afrontar un pago antes de que se puedan imponer sanciones, por la trasposición de una norma europea. Según el documento de Informa, prácticamente el 60 % de las empresas gallegas abonan sus facturas de forma puntual, esto es, sin demora alguna, y otro 35 % lo hacen en menos de un mes. Si a los anteriores casos se suman los que lo hacen entre 31 y 60 días se concluye que el 95,7 % del tejido empresarial gallego afronta esos pagos dentro de la norma. A partir de ahí, hay un grupo (el 2,3 %) que no cumplen hasta superados los cuatro meses. Es decir, aún queda un conjunto no menor que pagan al doble del plazo legal estipulado.

Para el conjunto de las comunidades, el retraso medio en los pagos de las empresas españolas sobre los plazos pactados se sitúa en esos 11,15 días. Esta cifra se recorta respecto tanto al trimestre anterior como al mismo período del 2016. Es la cifra más baja que se ha registrado hasta el momento, encadenando más de dos años de mínimos históricos. Con todo, estos retrasos suponen un coste directo para el conjunto del tejido empresarial español de más de 1.300 millones de euros.

Los retrasos en los pagos le cuestan al año más de 1.300 millones a la economía española Los plazos de pago en los que las empresas hacen efectivas sus facturas también se reducen, 1,33 días frente al trimestre anterior y 6,27 desde hace un año, para quedar en 84,30 días, la mejor cifra alcanzada hasta ahora. El plazo medio pactado para pagar de julio a septiembre es de 73,14 días, 4,54 menos en un año.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Tags
Comentarios

Las empresas gallegas reducen un 13 % el plazo en el que pagan sus facturas