Más de 60.000 gallegos recibieron una herencia sin pagar impuestos

Facenda destapó el año pasado 141 millones de euros de deuda tributaria que no había sido declarada

La directora de la Agencia Tributaria de Galicia, María Victoria González Vázquez
La directora de la Agencia Tributaria de Galicia, María Victoria González Vázquez

santiago / la voz

La rebaja del impuesto de sucesiones adoptada por la Xunta y que entró en vigor el 1 de enero del 2016 benefició en el conjunto del pasado año a 62.000 contribuyentes gallegos, que recibieron una herencia y no tuvieron que pagar nada. Así lo comunicó ayer en el Parlamento la directora de la Axencia Tributaria Galega (Atriga), María Victoria González, que compareció para dar cuenta del impacto de las rebajas fiscales. Con las exenciones en el impuesto que grava tanto las herencias como las transmisiones patrimoniales y los actos jurídicos documentados, las arcas de la Xunta dejaran de ingresar 41 millones. «O impacto neste 2017 será maior, porque tamén incluirá o efecto da baixada fiscal aprobada no tramo autonómico do IRPF. que beneficia ao 98,5 % dos contribuíntes», reconoció la responsable de la Atriga.

En Galicia, están exentas de pagar impuestos desde comienzos del pasado año todas las sucesiones inferiores a 400.000 euros por heredero.

Además de los 62.793 contribuyentes que no pagaron nada por recibir un legado, hubo otros 8.078 que quedaron exentos de transmisiones y actos jurídicos gracias al programa de impuestos cero en el rural, tal y como informó la Atriga. Aquí se incluyen tanto los que adquirieron un bien rústico como los que ampliaron una explotación agraria. Este programa incentiva también desde este año la adquisición de una vivienda habitual en el medio rural por parte de menores de 36 años, personas con discapacidad y familias numerosas.

Del balance de la Atriga en el 2016 sobresale la deuda fiscal detectada y no declarada, que asciende a 141 millones de euros. «Facenda obtivo o pasado ano 6,9 euros por cada euro investido nas actuacións de loita contra a fraude fiscal; este organismo comprobou no último exercicio 280.397 autoliquidacións do imposto de transmisións patrimoniais e do imposto sobre sucesións e doazóns, xa que ambos tributos concentran a maior parte dos ingresos tributarios xestionados pola Xunta: isto supuxo un aumento do 6 % respecto ás autoliquidacións comprobadas no exercicio anterior», explicó en la Cámara gallega la responsable de la Atriga.

A la espera de ver cómo cierra el 2017, los datos del pasado ejercicio revelan que la Administración gallega ingresó el año pasado 552,3 millones de euros por el cobro de impuestos autonómicos, una cantidad que supone una caída del 8,6 % respecto al ejercicio anterior y la cifra de recaudación fiscal más baja de la última década.

La crisis que arrancó con el estallido de la burbuja inmobiliaria desencadenó un brusco desplome de los ingresos como consecuencia de la intensa contracción de la actividad económica. Y esto obligó también a la Xunta a aplazar la rebaja de impuestos que había prometido en las herencias.

Votación
11 votos
Comentarios

Más de 60.000 gallegos recibieron una herencia sin pagar impuestos