Bimbo, Applus y Cola Cao siguen la estela de Planeta y también se van de Cataluña

El gigante de la panificación se traslada a Madrid y la aseguradora a Bilbao


La compañía Idilia Foods, propietaria de marcas como Cola-Cao, Nocilla y Okey, ha sido una de las últimas en sumarse a la fuga de empresas de Cataluña, tras dedicir trasladar su sede social de Barcelona a Valencia «ante la situación política actual». La empresa, que tiene su sede en Cataluña desde hace más de 70 años, ya anunció el pasado lunes, día 9, que sacaría su sede social de la comunidad catalana «ante una declaración de independencia» con el fin «de mantener la seguridad jurídica para poder seguir trabajando con normalidad».

Horas antes el consejo de administración de Bimbo también ha acordado trasladar el domicilio de las sociedades con sede en Cataluña a Las Mercedes (Madrid), desde donde el grupo ya dirige la organización en Europa, África y Asia, con el objetivo de mantener «la seguridad jurídica necesaria para poder seguir trabajando con normalidad». Según un comunicado, la compañía seguirá operando como hasta ahora a través de sus oficinas y centros de producción situados en Cataluña, Andalucía, Aragón, Cantabria, Canarias, Castilla La Mancha, Castilla y León, Comunidad de Madrid y Comunidad Valenciana, así como a través de sus centros de venta distribuidos por toda la geografía, «que dan trabajo a más de 6.000 personas». El grupo Bimbo, líder mundial de la panificación de capital mayoritariamente mexicano, produce y comercializa sus productos en 24 países de 4 continentes.

Axa se va a Bilbao

El consejo de administración de Axa España también ha aprobado el cambio de domicilio social de las entidades Axa Vida y Axa Pensiones de Barcelona a Bilbao. Según ha informado la compañía en un comunicado, esta decisión viene motivada «por la necesidad de garantizar la seguridad jurídica y proteger los intereses de los clientes, mediadores, accionistas y empleados ante el contexto actual en Cataluña». La aseguradora ha manifestado que estos acuerdos representan una aceleración de los procesos de fusión de Axa Vida con Axa Aurora Vida dentro de la estrategia de simplificación de entidades legales que la compañía inició a principios de año.

Axa ha trasladado un mensaje de «tranquilidad y normalidad» a todos los empleados, especialmente a los que tienen su centro de trabajo en Cataluña, clientes, distribuidores y accionistas. Ha añadido que el cambio de domicilio social de estas entidades no tiene ninguna consecuencia en los productos y servicios de los clientes ni afectará a los empleados y distribuidores «ya que actividad continúa con normalidad».

Applus se va a Madrid

El consejo de administración de Applus, la empresa que hace unas tomó el control del negocio de las ITV en Galicia, ha acordado por unanimidad trasladar su domicilio social de Barcelona a Madrid, según informó a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Así, el nuevo domicilio social de la compañía se ubicará en Madrid, concretamente en el Parque Empresarial Las Mercedes (calle Campezo 1). Applus ha señalado que esta decisión se adopta con el fin de «mantener la operativa normal de la compañía» y «proteger el conjunto de los intereses generales de la misma».

Ya son casi cuarenta las empresas que han decidido mover su sede social fuera de Cataluña, desde el referéndum ilegal del 1 de octubre hasta este momento, por la incertidumbre generada ante una posible declaración unilateral de independencia.

Planeta, primera en hacer las maletas tras el discurso de Puigdemont

La Voz

Axa España traslada a Bilbao la sede social de Axa Vida y Axa Pensiones

Lo dicho y hecho ayer por Puigdemont, declarando la independencia de Cataluña para suspender de inmediato su aplicación efectiva, ha incrementado el temor de las empresas catalanas a que la situación de inseguridad jurídica en la que se mueven vaya a peor. Y eso hará que en los próximos días se sumen nuevos nombres a la lista de las firmas que ya se han abandonado el territorio catalán.

El Grupo Planeta es una de esas empresas que se lo estaban pensando, pero a sus responsables les bastó con escuchar a Puigdemont para hacer las maletas. El mayor grupo editorial en castellano del mundo ya había advertido la víspera que su consejo adoptaría la decisión de cambiar de sede en el caso de que el presidente de la Generalitat hiciera una declaración de independencia, apelando a la «inseguridad jurídica que se produciría» y a la necesidad de proteger «los intereses de los accionistas y empleados, y el proyecto empresarial».

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
12 votos
Comentarios

Bimbo, Applus y Cola Cao siguen la estela de Planeta y también se van de Cataluña