Así van a cambiar los planes de pensiones de más de 420.000 gallegos

Comisiones más bajas, que conllevarán más rentabilidad, y rescate con menos condiciones, principales novedades


redacción / la voz

Tres años después del último cambio normativo, el Ministerio de Economía prepara una nueva vuelta de tuerca en los planes de pensiones, el principal vehículo de ahorro de los gallegos al margen de los depósitos. Solo a nivel individual -empresas aparte- hay más de 420.000 pequeños clientes que confían su dinero a esta fórmula con el objetivo de tener un complemento para su jubilación. Estos planes tienen un patrimonio en Galicia de 3.200 millones de euros -datos de Inverco, la asociación de fondos de pensiones- cuyo futuro podría verse notablemente alterado con el decreto que prepara el Gobierno. El documento con el que se trabaja es muy genérico porque está abierto a consulta pública previa; de las aportaciones de colectivos o entidades afectadas saldrá, según fuentes de Economía, el proyecto final. Precisamente porque está en una fase abierta, se desconoce cuando entrarán en vigor los cambios.

¿Qué cambios se quieren introducir? ¿Y por qué?

Principalmente dos, aunque no se descartan otros de tipo fiscal. La primera es flexibilizar el rescate de los planes de ahorro privados; la segunda, reducir las comisiones, algo que, sobre el papel, lleva a pensar que mejora la rentabilidad para el cliente porque paga menos. ¿Objetivo? Hacer un producto más atractivo. ¿Lectura que se puede extraer? Que el Gobierno quiere incentivar estas soluciones privadas -ahora tienen poco atractivo, por la rentabilidad y por la fiscalidad- en vista del complicado escenario en el que se mueven las pensiones públicas. Aunque esto no lo dice la breve memoria que acompaña a la consulta pública.

¿Cómo quedarán las comisiones?

Es uno de los principales cambios que se quieren implementar en la norma, actuar en «los costes de gestión y depósito de los fondos de pensiones» para intentar que mejore la rentabilidad, ahora por los suelos por los bajos tipos de interés. Según las primeras valoraciones, se reducirá la comisión de gestión máxima del 1,5 % al 1,25; y la de depósito (cantidad que cobra la entidad donde está el dinero), del 0,25 % al 0,20. No es la primera vez que lo hace el equipo de Luis de Guindos: ya impuso otra reducción, y mayor incluso, en el 2014.

¿Cuándo se podrá rescatar un plan de pensiones?

Es un cambio notable, si se termina aprobando (ya se deslizó en otras reformas, y no se llevó a cabo). Permitirá que el dinero ahorrado se pueda recuperar de golpe, siempre que las aportaciones tengan más de 10 años de antigüedad. La previsión del Gobierno es que esta fórmula se haga solo con el dinero nuevo aportado del 2015 en adelante, de manera que se podría rescatar libremente a partir del 2025. La fecha no es aleatoria: es la de la última reforma fiscal en la que se tocaron los fondos de pensiones. Ahora mismo el banco solo puede devolver ese ahorro anticipadamente bajo tres supuestos: desempleo de larga duración, y una vez acabadas todas las prestaciones contributivas; enfermedad grave, tanto si es de la persona que aporta dinero como su cónyuge o algunos de sus ascendientes o descendientes; y desahucio. Y, claro, cuando uno se jubila, que puede recuperar el dinero en una única paga o de una renta mes a mes.

¿Y qué consecuencias tendrán los cambios?

Los bancos temen que, a partir del 2025, se produzca una fuga masiva de fondos al no tener penalización alguna. Y, ojo con el rescate: sigue teniendo un alto coste fiscal, porque tiene una retención del 19 %, algo que no parece que se vaya a tocar.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
20 votos
Comentarios

Así van a cambiar los planes de pensiones de más de 420.000 gallegos