Empresas gallegas paran sus camiones al no hallar chóferes para rutas largas

Mario Beramendi Álvarez
mario beramendi SANTIAGO / LA VOZ

ECONOMÍA

ALBERTO LÓPEZ

Los bajos salarios y la cantidad de días fuera de casa, claves del déficit de personal

07 sep 2017 . Actualizado a las 19:43 h.

Las empresas gallegas de transporte de mercancías por carretera están encontrando serios problemas para contratar mano de obra que cubra las rutas de larga distancia nacionales e internacionales. Tanto es así que la falta de conductores ha propiciado que hayan empezado a darse casos de firmas que tienen parados una parte de sus camiones por no haber podido contratar un chófer. En Galicia hay ahora unos 20.000 camiones, de los que 15.000 cubren las llamadas rutas de larga distancia. «No hemos estimado con exactitud a cuánto asciende el déficit actual de mano de obra, es decir, cuántos conductores harían falta, pero sí tenemos constancia de negocios que en Galicia tienen parte de su flota aparcada por este problema», explica Alberto Vila, el gerente de Fegatramer.

La situación ha llegado a tal extremo que algunas empresas gallegas han empezado a tirar de mano de obra extranjera: conductores búlgaros, rumanos o marroquíes han empezado a desplazar incluso a los chóferes portugueses, que eran los que antes cubrían los pequeños huecos de empleo sobrantes.

Las causas

El problema se explica, en gran medida, por las condiciones laborales que se ofrecen: salarios que con las pagas prorrateadas estarían entre 1.500 y 1.700 euros, dependiendo del convenio provincial, para unos trabajadores que, en muchos casos, pueden llegar a pasar hasta 18 días fuera de casa. Los que cubren las rutas internacionales tienen que pasar casi siempre un fin de semana lejos de su hogar.