Inmobiliarias gallegas ultiman la creación de una socimi

Se llamará Fegein, gestionará activos en Santiago, Vigo y el norte de Lugo y quiere cotizar en el MAB


redacción / La Voz

Casi diez años después del pinchazo de la burbuja, el mercado inmobiliario se sigue reordenando en España. El último movimiento, la venta del ladrillo que envenenó las cuentas del Popular a Blackstone, ha convertido al fondo estadounidense, que ya era un actor de primer nivel, en el rey del negocio. También en Galicia, donde se hace con la extensa cartera del Pastor.

En ese particular juego de tronos, las inmobiliarias gallegas no quieren que esta vez les pase lo mismo que les ocurrió tras la creación de la Sareb. Y es que, recuerdan, pese a su interés por tejer alianzas con el banco malo, este desoyó las peticiones de colaboración y apostó por una política comercial agresiva y apoyada en las divisiones inmobiliarias de las entidades financieras, que los dejó en fuera de juego.

Por eso las empresas gallegas no quieren volver a quedar expuestas a la voluntad de un nuevo actor que puede ejercer un amplio control sobre el mercado y exploran las herramientas que les permitan reforzar su independencia. Entre ellas, la que está más avanzada es la creación de una socimi (sociedad anónima cotizada de inversión inmobiliaria) que operaría solo en Galicia.

En ese objetivo trabajan seis socios, vinculados a la Federación Gallega de Empresas Inmobiliarias, entre ellos su presidente, Benito Iglesias, que explica que «el sector inmobiliario gallego no puede perder la oportunidad de crecer y consolidar tanto esfuerzo realizado en los últimos ocho años y que ahora está dando sus frutos». La socimi será bautizada como Fegein, como la asociación, aunque operará al margen de esta, constituida como sociedad sin ánimo de lucro.

Conocedores de la realidad del mercado en la comunidad, su intención es que en una primera fase la socimi solo gestione activos en aquellas localizaciones donde las rentabilidades son más elevadas, por lo que se centrará en las áreas de Vigo, Santiago y el norte de Lugo. Los activos que compondrán la cartera inicial tocan todos los segmentos del mercado, desde la vivienda habitual o vacacional a oficinas, locales comerciales o naves industriales.

En estos momentos, el proyecto se encuentra pendiente de los últimos trámites para su constitución, que Iglesias espera haber solventado ya a inicios del próximo año. El siguiente paso sería que la sociedad empezase a cotizar en el mercado alternativo bursátil (MAB), donde se obtendría la liquidez necesaria para aumentar la cartera y expandir el proyecto a otros puntos de la comunidad. Ese proceso llevará unos meses más, aunque los promotores de la socimi confían que esta pueda salir al parqué antes de que finalice el próximo año.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Inmobiliarias gallegas ultiman la creación de una socimi