Liberbank confía en ingresar casi 2.000 millones en tres años del ladrillo

Luis Fernández
Luis Fernández REDACCIÓN

ECONOMÍA

Liberbank
Liberbank

El banco vende su filial inmobiliaria a Haya por 85 millones. La operación generará una plusvalía «muy relevante» a la entidad asturiana

09 ago 2017 . Actualizado a las 18:24 h.

Tres meses es el tiempo que ha necesitado Liberbank para cerrar el traspaso de la gestión de su filial inmobiliaria. La operación de venta de Mihabitans a Haya Real Estate permitirá al banco que lidera Manuel Menéndez el ingreso de 85 millones y avanzar en el proceso de reducción de activos improductivos que tiene en marcha. El acuerdo posibilitará que Haya gestione en exclusiva los casi 3.200 inmuebles de la entidad asturiana durante siete años y Liberbank confía en ingresar casi 2.000 millones en tres años del ladrillo. La alianza se ha producido el mismo día que el Banco Santander ha cerrado la venta a Blackstone del 51% del negocio inmobiliario del Popular, dos operaciones que evidencian la estrategia de los bancos españoles de deshacerse de sus activos más tóxicos.

El acuerdo otorgará en exclusiva a Haya la gestión y comercialización de unos activos valorados en más de 3.100 millones. Haya gestiona más de 39.000 millones en propiedades en toda España, por lo que reforzará la capacidad de gestión de Mihabitans y, por consiguiente, el banco espera que consiga «la aceleración del ritmo de desinversión de los activos inmobiliarios». La entidad ha establecido como objetivo unas salidas de deuda bruta de adjudicados por alquileres y ventas de 410 millones en 2017, 625 millones en 2018 y 850 millones en 2019). Es decir, 1.885 millones en tres años.

En los últimos trimestres el banco ha consolidado la reducción de activos no rentables y el volumen de la cartera de activos dudosos registró una disminución en el primer semestre de 2017 de 649 millones de euros (el 20,2%), y de 1.613 millones en comparación con junio de 2016, una reducción del 38,7% interanual, entre las más altas del sector. La entidad también ha realizado recientemente una operación de desinversión de una cartera de préstamos fallidos de 169 millones de euros.