Casi un siglo exprimiendo los ríos

La mayor parte de las concesiones de las principales hidráulicas de la comunidad expirarán dentro de entre 30 y 40 años, tras cerca de cien produciendo electricidad


redacción / la voz

En la Galicia de los 10.000 ríos, hay 150 centrales hidráulicas, entre grandes y pequeñas, que hacen de la comunidad la segunda mayor productora de España de energía eléctrica procedente del agua. Todas ellas están en manos de empresas privadas que explotan durante décadas los cursos fluviales en régimen de concesión otorgada bien por el Ministerio de Medio Ambiente, bien por Augas de Galicia.

La Confederación Hidrográfica Miño-Sil, dependiente del Gobierno central, tiene encomendada la gestión de 75 explotaciones en esa cuenca, repartidas entre las provincias de Ourense y Lugo (sin contar las situadas en Zamora y León, que también le competen), en las que funcionan las instalaciones más potentes, en manos principalmente de tres compañías: Iberdrola, Gas Natural Fenosa y Endesa. El grueso de las concesiones se otorgaron entre los años cincuenta y setenta, aunque las hay posteriores. De hecho, las más recientes datan del 2013 y el 2015. Pero ¿hasta cuándo podrán explotar los recursos hídricos? Pues, de acuerdo con los datos oficiales facilitados por el propio Ministerio de Medio Ambiente sobre la fecha de caducidad de sus licencias, estas expirarán, en su mayoría, a lo largo de las décadas de los años 2050 y 2060, con una duración media de las explotaciones cercana al siglo.

La central más longeva será la de Os Peares Hay cinco centrales que llegarán a esa barrera o que la superarán ligeramente. La hidráulica más longeva será la de Os Peares, de Gas Natural Fenosa. Se adjudicó en 1954 y se acabará 105 años después, en el 2059, según el Ministerio de Medio Ambiente. La de Prada, de Endesa, tendrá una vida de 103 años, entre 1958 y el 2061.Ciento uno durará el permiso para la de San Sebastián, también de Endesa, entre 1960 y el 2061. La última concesión del ministerio en expirar, según esos mismos datos oficiales, será la otorgada a Gas Natural Fenosa para aprovechar los recursos hídricos del río Miño en Chantada en la central de Belesar: acabará en el 2063, cien años después de la fecha de puesta en marcha. Otro siglo durará la explotación de la de San Agustín, de Endesa (1961-2061).

En el lado contrario se sitúan otras cinco instalaciones de la Confederación Hidrográfica Miño-Sil que verán cómo sus permisos caducarán tras menos de medio siglo. Son las centrales más recientes, que entraron en funcionamiento entre el 2009 y el 2015. La que menos durará (36 años) será la de San Pedro II, de Iberdrola, que forma parte del mayor complejo hidráulico de Galicia, junto a San Esteban II, que expirará, como la anterior, en el 2051, pero 39 años después del inicio de la operación. 

Tres pequeñas que caducan

A las grandes instalaciones aún les queda camino por andar, pero algunas de las más pequeñas están a punto de caducar o ya lo han hecho. Es el caso de una de Cortizo en Enviande (Chantada). La concesión acabó en noviembre pasado y el ministerio está tramitando el expediente de extinción del aprovechamiento. A finales de este 2017 expirará el permiso para otras dos: el Salto del Edo (Castro Caldelas), explotado por una sociedad con ese mismo nombre; y la de Castadón, en Pereiro de Aguiar, de Enel Green Power. En este último caso se está gestionando el expediente de fin de concesión; en el primero, la empresa ha solicitado una prórroga, según informó el ministerio.

El plazo actual de los permisos es de un máximo de 75 años Fuentes oficiales de Medio Ambiente explican que el plazo de explotación de las hidráulicas tiene una limitación legal de un máximo de 75 años, incluidas las prórrogas. Los mismos portavoces detallan que ese tope es de aplicación para todas las centrales, existentes o nuevas; si bien, en las anteriores a la Ley de Aguas de 1985, los plazos llegaban a 99 años o a perpetuidad. De hecho, solo nueve de las grandes instalaciones de la cuenca Miño-Sil que gestiona el ministerio cumplen con ese límite de 75 años. El resto de las principales lo superan porque se trata de licencias antiguas.

La duración de la concesión, con el máximo de 75 años, se establece en función del plazo estimado de amortización de la inversión y este se sitúa entre los 25 y 75 años, según Medio Ambiente. 

O prórroga o gestión directa

¿Y después qué? Las Administraciones Públicas pueden optar por conceder una prórroga automática, sacar a concurso público de nuevo la concesión o asumir la explotación directa de la central.

Augas de Galicia gestiona la demarcación Galicia Costa. El organismo autonómico no ha facilitado las fechas en las que finalizan las concesiones de sus instalaciones.

La clave del precio de la luz está en el agua

jorge morales de labra

La caída de la producción de estas centrales debido a la sequía ha disparado los precios un 30 %

Nuestro endiablado sistema de formación de cotizaciones en el mercado mayorista de electricidad otorga una clara preeminencia a las centrales hidroeléctricas, que resultan ser claves para explicar las subidas (y también las bajadas) del precio de la luz.

En efecto, existe una suerte de lonja donde todos los días las instalaciones eléctricas del país van a ofertar la energía que tienen previsto producir en cada hora de la jornada siguiente. Como en todo momento hay que generar la misma electricidad que se consume (al menos hasta que la evolución tecnológica que estamos viendo en las baterías se traslade al sector eléctrico masivo), los representantes de los consumidores -a saber, las mismas compañías eléctricas que producen la energía- también acuden a la lonja diaria con la previsión de consumo de sus clientes para cada una de las horas del día siguiente. Con tales pujas, el operador del mercado ordena de más barata a más cara las ofertas y se queda con la última necesaria (la más cara) para satisfacer la demanda prevista en cada hora. Esta central marca lo que cobrarán todas las demás. Esto es, todas las que ofertaron por debajo del precio de la última, conocido como marginal, que es también el que pagará toda la demanda.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos
Comentarios

Casi un siglo exprimiendo los ríos