«Norvento no es una empresa para dar el pelotazo. La travesía fue y es difícil»

El empresario pide que la Xunta elimine de la normativa trabas que no creen valor y reduzcan la competitividad

«Norvento no es una empresa para dar el pelotazo. La travesía fue y es difícil» El empresario pide que la Xunta elimine de la normativa trabas que no crean valor y reduzcan la competitividad

redacción / la voz

Ingeniero las 24 horas del día, Pablo Fernández Castro dedica todo su tiempo a Norvento, la empresa que fundó en 1981 en Lugo y que hoy tiene presencia internacional. Lleva varias libretas con él. Escribe, dibuja y diseña proyectos. Durante la conversación lanza dos mensajes claros. Primero: Galicia no puede perder presencia en el mundo eólico, por lo que es necesaria la adaptación de la ley gallega a la legislación nacional de subastas. Segundo: que nadie dude que la energía se va a democratizar. La sede de Norvento se encuentra en un polígono de Lugo, en una gran parcela. El edificio es un prototipo con el que se demuestra lo que el I+D+i puede hacer en materia de energía. Fernández asegura que no hay otro parecido en Europa.

-En casa, ¿tarifa libre o regulada de electricidad?

-Tarifa libre. La entendemos y nos gusta jugar en el mercado, que es algo que en el futuro va a ser o sí o sí.

-Entonces, cree que se va a poner fin a la tarifa regulada.

-Me imagino que con el tiempo... Cada vez se ve que tiene más penetración la libre.

-Pero es más barata la regulada.

-Eso sí es verdad. Para consumos pequeños es así.

-Norvento está en todas las energías renovables.

-El lugar donde naces te hace ser un poco más especialista en unas que en otras. Si hubiéramos nacido en Andalucía seríamos especialistas en solar. Pero como gallegos nos hemos especializado en eólica. Tenemos instalaciones eólicas, fotovoltaicas, solares, de biomasa y de biogás. Aunque somos expertos en la integración de todo este tipo de energías y en la distribuida.

-¿Energía distribuida?

-El ejemplo es este edificio. Está exento y tiene terreno alrededor. Nosotros solamente consumimos la energía que obtenemos aquí. Del sol, del viento... No estamos conectados a la red eléctrica. Cualquier edificio de la calle Serrano, de Madrid, tiene que estar conectado a la red. Sí o sí. La energía distribuida se vincula con la generación de energía in situ sin que realmente tenga que pasar por costosas líneas. En nuestro caso hemos optado por un sistema maximalista, de tecnología máxima. Estamos desconectados de la red general. Con este proyecto destacamos las posibilidades máximas que tiene la energía distribuida. Imaginémoslo en grandes extensiones donde llevar los sistemas tradicionales de líneas eléctricas resultaría carísimo. Pero hay más soluciones. Cuando no hace sol, el consumidor se puede conectar a la red y cuando lo hace, consumir solar. Nosotros hemos abordado esta situación con más tecnología para la acumulación de energía tanto eléctrica como térmica.

-¿Sería como una especie de pilas?

-Sí, tenemos una especie de pila eléctrica y una pila térmica. Cuando hay sol o viento utilizamos energía para nuestro consumo, y la que sobra la almacenamos en esas pilas. Si no se dan las condiciones adecuadas de sol o viento, nos proveemos de la energía almacenada en las pilas.

-¿No se corre el riesgo de quedarse alguna vez a oscuras?

-Efectivamente, depende de las ubicaciones. En un hospital o en un gran centro público siempre existen grupos de back up. Nosotros también los tenemos aquí. 

-¿Cuál es la posición de Norvento en el sector en Galicia?

-Tradicionalmente Gas Natural Fenosa ocupa más espacio.

-No es gallega.

-Bueno, entonces estaríamos nosotros; pero no me quiero poner ninguna medalla.

-¿Norvento es una empresa para dar el pelotazo?

-Nooo. Llevamos muchos años. La travesía hasta aquí fue difícil y compleja, y lo sigue siendo porque muchos proyectos son muy intensivos en capital, cada vez son más competitivos. Tienen mucha tecnología asociada.

-¿Y si alguien la quisiese comprar?

-También Norvento es mi hobby. En mi tiempo libre procuro buscar cosas que me gusta hacer aquí. Por ejemplo, hago estudios y aquí tengo mis libretas. Dibujo, anoto. Algunas veces hago de ingeniero y otras de gestor. Tengo decenas de libretas.

-Se presentaron a la última subasta eólica y ganaron. ¿Dónde van a instalar los aerogeneradores?

-Ganamos 128,6 megavatios. Nuestro interés es instalarlos en Galicia porque es donde tenemos nuestras mejores ubicaciones. Desde la subasta disponemos de seis meses para concretar los lugares. Los analizaremos teniendo en cuenta los mejores recursos y dónde será más fácil la tramitación desde el punto de vista administrativo. De ahí viene la necesidad de que la normativa de la Xunta sea ágil. Es la manera de que nosotros hagamos la adaptación rápida. Nos dan solo hasta el 2019 para terminar los parques. Pusimos avales y si no terminamos a tiempo se pierden. Es una carrera contrarreloj. Para Galicia es muy importante que estas inversiones se hagan. Generan riqueza y empleo de calidad. La normativa debe eliminar cargas que no crean valor para poder ser competitivo en el nuevo sistema de subastas. Así se atraerá la inversión.

-Habrá otra subasta el próximo miércoles. ¿Norvento va a ir?

-La estamos estudiando. Analizaremos los riesgos y al final decidiremos si nos tiramos o no a la piscina. 

«La contaminación cae y el planeta mejora… No hay duda: la transición energética va hacia las renovables»

Fernández tiene ante sí un artículo del expresidente Barack Obama titulado El momento irreversible de la energía

-Él asegura que la economía puede crecer y las emisiones pueden caer. Al principio se decía que las renovables eran muy caras, que se llevaban muchas primas. Ahora ya estamos en un momento en que las energías renovables, sobre todo la fotovoltaica y la eólica, compiten en el mercado. Eso fue gracias a la curva de aprendizaje. Durante años se consiguió reducir costes. Hoy podemos combinar el crecimiento económico y la generación de energías limpias, lo que tiene ventajas para los consumidores. Ahora todo el mundo sabe que, si hay viento, los precios de la energía bajan. Un director del Centro de Investigación Nuclear de Suiza dijo que la polución es la responsable de más del 10 % de las muertes que hay en el mundo. La contaminación viene principalmente de los combustibles fósiles. Así que tiene unos costes importantísimos para la sociedad. Pero es más, con las energías renovables estás creando por unidad de megavatio más puestos de trabajo que una energía convencional. Es económicamente muy viable para las empresas, para el consumidor. La contaminación cae y el planeta mejora…. No hay duda: la transición energética va hacia las energías renovables.

-Pero ahí están los grandes monstruos, las grandes eléctricas.

-­­Los grandes monstruos también están en las energías renovables. Los sistemas de almacenamiento serán claves. Los coches eléctricos van a utilizarlos. Se están generando sinergias para una puesta en escena industrial impresionante. Algo que hace unos años era marginal ahora representa a una industria que puede cambiar el mundo. Menos petróleo y más pila. Esa es la relación. Los consumidores tendrán una pila más grande que la que compraban nuestros abuelos para iluminar la casa con una linterna. Y no podrán hacer una central nuclear, pero sí generar un porcentaje de energía en sus casas, en sus empresas. El sistema tiende a la descarbonización. Las energías renovables serán más baratas, y el añadido lo va a traer la pila. Democratizará la energía, va a empoderar a los consumidores. Norvento quiere jugar un papel relevante en el proceso de transición energética desde el autoconsumo industrial. Estamos presentes en esta transición a una economía sostenible por medio de la energía renovable y la eficiencia energética.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
16 votos
Comentarios

«Norvento no es una empresa para dar el pelotazo. La travesía fue y es difícil»