Bruselas culpa de la caída del Popular a Ron y Saracho y a la cobertura negativa de la prensa

Linde admite errores del Banco de España en la crisis financiera


madrid / la voz

El dicho de que entre todos lo mataron y él solo se murió describe a la perfección el culebrón en el que se ha convertido la caída del Banco Popular, un escándalo en el que todos los implicados -desde los gestores a los supervisores- se esfuerzan por sacudirse toda sombra de responsabilidad, ante la amenaza de una avalancha de reclamaciones judiciales por parte de los inversores afectados.

Bruselas, que acaba de publicar una versión «no confidencial» del documento de resolución de la entidad financiera, carga la responsabilidad de la quiebra, provocada por una crisis de liquidez el pasado 6 de junio, sobre la gestión de los dos últimos presidentes, Ángel Ron y Emilio Saracho. En su informe público -el de Deloitte, que sirvió de base para resolver el banco, sigue censurado-, la Junta Única de Resolución (JUR) también culpa a la prensa de precipitar el desastre, por «la continua cobertura negativa» que realizó de la última etapa del banco.

Para Bruselas, las noticias sobre el presunto riesgo de quiebra de la entidad precipitaron la fuga de depósitos, lo que contrasta con la falta de autocrítica sobre el impacto que tuvieron las declaraciones de la presidenta de la JUR, señalando que el banco estaba bajo vigilancia.

Tampoco el Banco de España asume responsabilidades. Lo volvió a dejar claro el gobernador, Luis María Linde, durante su comparecencia ayer en la comisión del Congreso que investiga la crisis financiera. «No tenemos ninguna función en materia de resolución, cero. En la JUR somos meros observadores, no tenemos ni voz ni voto», respondió a las reiteradas preguntas sobre el final del Popular. Sin embargo, sí hizo autocrítica de la crisis financiera y reconoció los «errores» cometidos para anticiparla, admitiendo que una respuesta «más enérgica» por parte del Banco de España «podría haber ahorrado fondos públicos». «El supervisor fue por detrás de los acontecimientos», dijo. «Se pudo hacer más», concluyó.

La CNMV prorroga la prohibición de cortos en Liberbank

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) también anunció ayer que prorroga dos meses -hasta septiembre- la prohibición de especular a la baja con las acciones de Liberbank, una medida que adoptó precisamente tras la caída del Popular, durante un mes (expiraba ayer), para evitar que la cotización de la entidad se desplomase. Recuerda que la decisión está respaldada por la autoridad europea y que su incumplimiento es una «infracción muy grave».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Bruselas culpa de la caída del Popular a Ron y Saracho y a la cobertura negativa de la prensa