Los beneficios empresariales crecen cien veces más que el salario medio

G. Lemos REDACCIÓN / LA VOZ

ECONOMÍA

PACO RODRÍGUEZ

La patronal abre la puerta a incrementar los salarios más bajos por encima del 2,5 %

06 jul 2017 . Actualizado a las 08:53 h.

El debate sobre la desigualdad en la salida de la crisis no es nuevo. Desde que en el 2014 los indicadores económicos empezaron a mostrar la salida del túnel de la segunda recesión, sindicatos y patronal comenzaron un pulso que se ha recrudecido en los últimos meses. Entienden los representantes de los trabajadores que la responsabilidad mostrada en los momentos más duros de la crisis, en los que aceptaron una política de congelación salarial (cuando no de rebaja) para taponar la sangría de despidos, debe ser recompensada ahora con un incremento de los salarios que permita recuperar el poder adquisitivo perdido.

Pero, hasta el momento, la CEOE se ha resistido a ese aumento, alegando que la situación de las empresas todavía no es tan boyante como para permitirse alegrías. De ahí la importancia del mensaje lanzado esta semana por la ministra de Empleo, Fátima Báñez, que primero el martes y de nuevo este miércoles reclamó abiertamente a la parte empresarial generosidad para elevar las nóminas con el mismo vigor con el que se crea empleo.

Pero ¿tienen razón ministra y sindicatos cuando reclaman a las empresas ese esfuerzo? Según los datos de la Central de Balances del Banco de España, durante el primer trimestre del año los beneficios de las empresas (medidos como resultado ordinario neto, eliminando los hechos no recurrentes) se incrementaron casi un 11 %, cien veces más que la subida de la nómina media por trabajador, que solo creció un 0,1 %. Continúa así una tendencia que ya se apreciaba en los dos ejercicios anteriores. De acuerdo con la estadística del supervisor, las ganancias de las empresas crecieron más de un 24 %, mientras que la retribución media no solo no mejoró, sino que cayó un 0,3 %.