Hacienda desoye a las empresas y se niega a aplazar el nuevo IVA, que arranca el sábado

La patronal alerta de que una de cada cuatro compañías no ha podido adaptar su sistema informático


madrid / la voz

No hay plan B. El nuevo sistema de gestión en tiempo real del IVA, bautizado como SII (suministro inmediato de información) entrará en vigor el próximo sábado, 1 de julio, tal y como estaba previsto. Así lo confirmó ayer la Agencia Tributaria a La Voz, ignorando de nuevo la última solicitud de la CEOE, que el pasado 5 de junio pidió por carta al ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, que aplazase hasta octubre la incorporación al SII de las empresas que no han podido adaptar aún sus sistemas informáticos y que calculan que son en torno al 25 % de las 62.000 (unas 1.500 en Galicia) que están obligadas a cambiar al nuevo modelo de gestión.

«No hemos tenido ninguna respuesta oficial, pero Hacienda no lo va a retrasar», señalaban ayer desde la patronal, mostrando malestar y preocupación a partes iguales, pues pronostican que el SII, que obliga a las empresas con una facturación anual superior a seis millones de euros, así como a los grupos de IVA y a las acogidas al régimen de devolución mensual del tributo (Redeme), a enviar al fisco las facturas emitidas y recibidas en un plazo de ocho días, tiempo que se reducirá a la mitad a partir del 1 de enero del próximo año.

«Se estima que un porcentaje elevado de las empresas afectadas no van a estar listas para iniciar la nueva fórmula de gestión el primer día, y probablemente tarden unos meses en estarlo -señalan en la CEOE-. La adaptación de los sistemas informáticos ya es compleja para las grandes empresas, porque el SII implica tocar muchos procesos, no solo de facturación, también hay que destinar personal para la supervisión. Y en las firmas pequeñas, que no tienen medios ni plantilla suficiente para hacerlo, aún se complica más. Eso, en lo que respecta a las causas internas que están retrasando la adaptación».

La patronal añade, además, problemas externos, como que «algún proveedor de software ha dicho que no van a tener disponible la adaptación hasta octubre», y la queja extendida entre las empresas del «caótico proceso de definición de los requerimientos del SII», agudizado por el retraso con el que Hacienda publicó la orden ministerial con los detalles que regirán la nueva forma de gestión del tributo: se publicó el BOE el 15 de mayo, hace menos de mes y medio. «Sin esa orden, que regula al detalle cómo debemos hacer el envío, es imposible tener preparados los programas informáticos. Y la entrada en vigor es el 1 de julio. ¡Una locura!», señalan desde una gran empresa afectada. 

La «migaja» de retrasar el pago

Otra protesta común es el esfuerzo «descomunal», por la sobrecarga de trabajo e incremento de costes, que supone gestionar de forma inmediata la información sobre facturación para el fisco, sin ventaja alguna. «Hacienda dice que, a cambio, nos deja pagar el IVA diez días más tarde. En lugar del 20, como ahora, será el 30, pero es una migaja que no compensa para nada esta nueva obligación», lamentan en otra compañía que lleva trabajando en el proceso de adaptación desde finales del pasado año. «A las que lo hayan comenzado a analizar hace unas semanas les va a ser imposible», añaden.

Precisamente por ello, para dar oxígeno a estas empresas, el presidente de la CEOE, Juan Rosell, le solicitó por escrito a Montoro que ampliara al 1 de octubre el plazo para incorporarse al SII, dejando un período de prueba de tres meses para corregir errores. «Entendemos que esa era una solución razonable, buena para las dos partes y que eliminaría incertidumbres. Pero Hacienda no la ha atendido», lamentan en la CEOE, donde recuerdan que esta es la cuarta vez que envían misivas al ministro en relación con el nuevo sistema.

En la primera carta, en el 2015, cuando se anunció el SII, la patronal le pidió «repensar» la fórmula, que consideraba que «no estaba bien diseñada». En la segunda, en diciembre del 2016, cuando se aprobó el sistema, los empresarios insistieron, «porque se apartaba de la línea de otros países, como Holanda, Alemania o Reino Unido». La tercera petición, ya el pasado marzo, fue aplazar la entrada en vigor hasta enero del 2018. «Y viendo que las empresas no se pueden adaptar en plazo, ahora pedimos un período adicional, hasta octubre». Todos los intentos de que Hacienda flexibilice su postura han tenido el mismo resultado: ninguno.

Las claves del nuevo sistema

Las compañías afectadas temen las sanciones por los errores que, advierten, van a producirse

A. b.

Las empresas apuran la cuenta atrás para la entrada en vigor del SII con enorme incertidumbre, como lo demuestra que la CEOE haya recibido «muchas más llamadas de compañías y de más sectores pidiendo información que las recibidas con la última reforma fiscal». El nuevo sistema de gestión es complejo y las

empresas temen que los errores que, advierten, van a producirse, les acarreen sanciones, algo que desde la Agencia Tributaria (AEAT) minimizan. Estas son las respuestas a las principales dudas sobre el nuevo sistema: 

¿Qué cambia del IVA con la implantación del SII?

Del impuesto, nada. Pero sí es un cambio total en la llevanza de los libros del IVA de las empresas que facturan más de seis millones de euros al año, ya que será la AEAT quien los confeccione, en sede electrónica, con los datos de las facturas emitidas y recibidas, comunicados por las compañías y validados por Hacienda. El plazo para remitirlos es de cuatro días (en este primer semestre, hasta el 1 de enero, se doblará) desde que se expide o se recibe el recibo, excluyendo del cómputo sábados, domingos y festivos nacionales. En cualquier caso, el SII comenzará a operar el próximo sábado. Empresas consultadas consideran excesivamente restrictivos los cuatro días fijados por la AEAT y sostienen que la liquidación mensual -como hasta ahora hacían las firmas adscritas al Redeme- habría supuesto «un esfuerzo mucho más proporcionado». 

¿Cuántas firmas remiten ya facturas en pruebas?

A fecha de ayer, la Agencia Tributaria había recibido más de 150 millones de registros de facturas (la información que contienen, no los recibos físicos), remitidas por más de 14.700 empresas. El número ha crecido notablemente en las últimas semanas, ya que hace un mes el número de compañías que habían enviado información era apenas un 25 % del actual, con un total de envíos cercano a los 40 millones desde que el programa piloto echara a andar, a finales del pasado año. Sin embargo, son solo una cuarta parte de las 62.000 firmas que, se estima, están obligadas a facilitar información online

¿Y las sanciones por no presentar la información en tiempo y forma?

Es una de las preocupaciones de las empresas. «No es lo mismo una compañía que emita 100 facturas al año por 50 millones de euros, que otra que emita 300.000 facturas por ese mismo importe. El trabajo es ingente y si hay errores, que, por desgracia, nos tememos que serán frecuentes, nos exponemos a sanciones», apuntan fuentes de una firma.

Las multas por incumplimiento de la obligación de remitir los registros de las facturas oscilan entre los 300 y los 6.000 euros al trimestre y pueden llegar al 1 % de la facturación total de la compañía. Sin embargo, la AEAT asegura que será flexible en el arranque del proceso. 

«Nos preocupa el interés por extender este nuevo sistema al resto de empresas»

Reconoce el temor de las firmas afectadas por no llegar a tiempo, pero duda también de cómo responderá la plataforma del fisco

Gabriel Lemos

La presidenta del Colegio de Gestores Administrativos de Galicia pone voz al temor de las empresas por la implantación del nuevo sistema de gestión del IVA en las grandes empresas.

-¿Qué les transmiten?

-Las empresas afectadas están preocupadísimas, porque han tenido que realizar unos desarrollos informáticos de gran calado deprisa y corriendo, pero les va a ser muy difícil llegar a tiempo. Se solicitó a la Agencia Tributaria que lo aplazase o bien que estos primeros meses se considerasen obligatorios, pero a prueba, para evitar sanciones, pero es todo una incertidumbre. El día 1 de julio empezará a funcionar, pero no se sabe lo que va a pasar. No solo nos preocupa que no lleguen a tiempo las empresas, sino que no llegue el sistema informático de la Agencia. Y nos preocupa el interés por extender el sistema, en el plazo más breve que puedan, a todas las empresas.

-¿Se lo han trasladado así?

-Yo formo parte del Foro Fiscal, en el que participamos asociaciones y colegios de profesionales tributarios, y la intención que nos manifiestan en Hacienda es que la intención es hacerlo extensible a todos los contribuyentes.

-¿Les han dado plazo?

-Yo me temo que cuando dicen lo de a la menor brevedad es que si funciona bien este semestre igual dentro de un año estamos en ese otro escenario, porque en otros países ya se aplica. Aunque la cantidad de información que recaba nuestro sistema es mucho mayor. Aquí hay que transmitir todos los datos de la factura, y cualquiera de ellos puede dar lugar a error. En otros países solo se piden los datos básicos.

-Aparte de la carga administrativa, ¿qué consecuencias tendrá la implantación de este sistema?

-La fundamental es que va a pasar con el IVA algo parecido a lo que sucede con Renta Web para el IRPF. Lo que se pretende es que, cuando llegue el período de liquidación del impuesto, Hacienda ya tenga la propuesta de liquidación de IVA en función de los datos que obran en su poder.

-También podrá cruzar información y cuestionar deducciones...

-Lógicamente, al tener los datos de las facturas, podrá ver si la cuota está bien repercutida y podrá rechazar en el momento algunas que deduzcamos. Hasta ahora, las empresas deducían cuotas de IVA y no todas las declaraciones se comprobaban, pero con el nuevo sistema Hacienda va a tener toda la información.

«Este año hay más gente que deja la declaración para última hora»

El viernes, un día antes de la entrada en vigor del SII, acaba el plazo para presentar la declaración de la renta.

-¿Hay aún mucha gente que lo deja todo para última hora?

-Es increíble, pero sí. De hecho este año estamos notando que hay más casos. Son personas que se pusieron ellos con la declaración y a los que el sistema Renta Web les está creando dificultades. Y una vez que se han peleado acuden a un profesional.

-También habrá muchos que se den cuenta de que han presentado una declaración con errores y quieran rectificar...

-También son innumerables estos casos, aunque este año no hay dificultad porque se anula dentro del plazo la declaración presentada y se hace una nueva. La única cuestión es que se haya hecho el pago y haya que hacer una solicitud de devolución de ingresos indebidos.

-¿Cuáles son los errores más habituales que se cometen?

-El caso más típico es que el contribuyente haya pagado de más o haya solicitado una devolución inferior a la que le corresponde, bien por no haber practicado alguna deducción, bien porque la información que aparece en el borrador no siempre es correcta o está actualizada.

-¿Han tenido muchas consultas sobre las cláusulas suelo?

-Sí, aunque afectará más en la declaración del próximo año, porque el plazo para solicitar la devolución al banco comenzó en enero. Pero muchos clientes aprovechan para pedirnos opinión sobre la propuesta que les remite la entidad.

-Fiscalmente, ¿qué solución es la más aconsejable?

-Que lo que se devuelva se aplique a amortizar el principal del préstamo. Así no hay que regularizar deducciones pasadas.

Montoro será reprobado hoy por su amnistía fiscal, declarada inconstitucional

En la moción, presentada por el PSOE, se pide la reprobación del ministro «por haber beneficiado a los defraudadores

Todos los grupos parlamentarios de la oposición, a la espera de la decisión que tome el PNV, apoyarán hoy en el pleno del Congreso la reprobación del ministro de Hacienda por la amnistía fiscal del 2012, declarada inconstitucional.

En la moción, presentada por el PSOE, se pide la reprobación de Cristóbal Montoro «por haber beneficiado a los defraudadores mediante la amnistía fiscal que contemplaba dicha norma, vulnerando principios constitucionales, mientras se incrementaba de forma notable la carga impositiva de los contribuyentes que cumplen con sus obligaciones fiscales, actuando en contra de los principios de capacidad económica y justicia del sistema tributario y de su deber de promover la conciencia fiscal entre los españoles».

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
12 votos
Comentarios

Hacienda desoye a las empresas y se niega a aplazar el nuevo IVA, que arranca el sábado