UGT pide un plan especial de ayuda a parados de más de 55 años, que se han triplicado

Son, junto a los jóvenes, el colectivo más afectado por la destrucción récord de puestos de trabajo que se sufrió en la crisis

.
Colpisa
Madrid

Son, junto a los jóvenes, el colectivo más afectado por la destrucción récord de puestos de trabajo que se sufrió en la crisis, y siguen pagando sus consecuencias. De hecho, la cifra de parados mayores de 55 años se ha triplicado con creces desde el inicio de la recesión y, lo que es todavía peor, cuatro de cada diez ya no disponen de ayudas públicas.

Los datos los reveló ayer UGT, que mañana aprovechará para pedir al Gobierno que se coordine con las comunidades autónomas para implementar un plan de choque que palíe esa situación, al tiempo que «les asegure una carrera de cotización digna para mantener su pensión».

El sindicato denuncia que el principal motivo del crecimiento espectacular de este colectivo -un 322 % desde el 2007- se encuentra en la flexibilización de los expedientes de regulación de empleo (ERE) que se produjo a raíz de la polémica reforma laboral del 2012. Desde entonces no solo se ha disparado el paro entre ellos, sino también el empleo parcial, del cual la mitad (53 %, 32 puntos más que hace 10 años) es involuntario, por no encontrar un trabajo de jornada completa. Se trata de un total de 580.130 desempleados mayores de 55 años, según la encuesta de población activa (EPA) correspondiente al cierre del 2016, por lo que representan el 12 % de los 4,8 millones de parados con los que cerró el pasado año.

Tiran la toalla

El problema se ha agravado porque se ha ido reduciendo la cobertura social de este colectivo. Así, de los 1,98 millones de personas que tenían prestación por desempleo el año pasado, 573.392 (casi el 29 %) tenían más de 55 años, lo que suponía que el 40 % de los parados con esa edad (229.788) ya no disfrutaban de esa ayuda. Otro dato negativo es que, al ver reducidas con el paso del tiempo sus posibilidades de encontrar un puesto de trabajo, un número cada vez más significativo de ellos deciden tirar la toalla. Así, en ese grupo casi el 2 % de las personas inactivas ya no buscan empleo porque consideran que no lo va a conseguir. Así lo afirmaron el año pasado ante la encuesta laboral del INE un total de 192.700 parados mayores de 55 años, un 109 % más que a principios de la crisis (2007).

Votación
4 votos
Comentarios

UGT pide un plan especial de ayuda a parados de más de 55 años, que se han triplicado