Clientes del Pastor: «Si me cambian mi banco, me voy»

La Voz REDACCIÓN / LA VOZ

ECONOMÍA

MARCOS MÍGUEZ

Clientes y accionistas del Pastor defienden el modelo de banca regional y avanzan su intención de irse si no se compensa a quienes perdieron su inversión o si la marca gallega desaparece

16 jun 2017 . Actualizado a las 17:38 h.

Un banco cuya imagen corporativa fue durante décadas un hórreo hecho con monedas y por tejado un billete de 1.000 pesetas demuestra un gran apego a sus orígenes. Hacer desaparecer 241 años de historia de un plumazo es sencillo. Basta con cubrirlos con una nueva rotulación. Pero para los clientes es algo más. Reclaman que el Santander tenga en cuenta esa especial vinculación a Galicia -será la comunidad española en la que acumule más cuota de mercado, casi el 30 % de todo el negocio financiero- y compense a los accionistas que lo han perdido todo, como el miércoles dejó entrever el vicepresidente del banco comprador.

«Dicen que cuando se produzca la integración de las dos entidades, solo habrá un tipo de oficina y una marca, la del Santander, y creo que es un error», dice Lorenzo, un autónomo que trabaja con el Popular desde hace 10 años, a la salida de la oficina principal de Vigo. «Lo más acertado sería mantenerlo como marca regional. Yo quiero un banco cercano, si este deja de ser mi banco, el Pastor, me voy, lo tengo claro», asegura.

Emilia es una trabajadora ya jubilada, que ya solo va al banco como clienta. «Me enteré de la compra estando de viaje en Canadá. Me parecía increíble, aquí teníamos auditorías por sorpresa a cada poco tiempo... ¿Dónde estaba el Banco de España?», expone a modo de desahogo. Dicho esto, reivindica los años de historia del Pastor para que el Santander mantenga la marca en Galicia: «Tenemos una gran marca. El Pastor tiene que seguir existiendo en Galicia. Sería una gran pérdida, y muchos clientes querrán irse», manifiesta.