El Supremo dictamina que Coren sea indemnizada por el recorte a renovables

Un fallo anula la orden que redujo las primas y provocó el cierre de la planta de tratamiento de purines de A Limia

.

XINZO / LA VOZ

Una reciente sentencia de la sala de lo Contencioso del Tribunal Supremo abre la puerta a que Coren reciba una indemnización del Estado por la anulación de la orden ministerial del 2014 sobre las primas a las energías renovables. Esa decisión del Gobierno, que acabó con el régimen especial retributivo del que se beneficiaban 28 plantas en España, condujo a finales de ese año al cierre de la central de tratamiento de purines de la localidad ourensana de Sarreaus, la única de sus características de Galicia, que se abrió en el 2007 con un coste de 18 millones de euros.

La sentencia, dictada el pasado 5 de mayo, llega tras un recurso presentado por la Asociación de empresas para el desimpacto ambiental de los purines (Adap). En ella se reconoce que  la retribución económica fijada por la orden del 2014 no alcanza para remunerar los costes asociados a esta clase de plantas. Del fallo se derivan tres consecuencias importantes. Una es que se anula, de facto, el recorte de las primas a las renovables alimentadas por purines, lodos de aceite o gas natural. Otra es que concede al Estado un plazo de cuatro meses para poner en marcha un nuevo sistema que regule las ayudas al sector. Finalmente, el fallo reconoce a la demandante el derecho a ser indemnizada en una cuantía aún por determinar por los daños y perjuicios que le provocó la arbitraria decisión gubernamental. Esa compensación dependerá de la prima que está ahora por fijar y será la diferencia entre el baremo existente antes de la orden anulada y el que se determinará en septiembre.

Desde Coren se valora positivamente el fallo, aunque la empresa no aclara si se plantea una posible reapertura de la factoría de A Limia. «La sentencia no establece cuál va a ser el importe de la nueva prima y sigue sin conocerse si va a ser suficiente o no para garantizar la viabilidad de las plantas, ya que esta nueva regulación todavía no ha sido aprobada», afirman desde la empresa. Coren defiende que «esas primas sean razonables y suficientes para hacer viables este tipo de instalaciones, reconociendo el importante papel que desempeñan en el reciclaje de residuos y protección al medio ambiente».

  Además, y «a la vista del pronunciamiento estimatorio obtenido», desde la cooperativa ourensana han anunciado que «se formulará también una reclamación de responsabilidad patrimonial al Estado por los daños y perjuicios que nos han sido causados». La empresa ourensana lamenta que «aquella decisión administrativa que ahora ha sido anulada ha conllevado la paralización de la actividad y la posterior insolvencia y quiebra de la empresa titular de la planta de cogeneración asociada al tratamiento de purines».

Votación
3 votos
Comentarios

El Supremo dictamina que Coren sea indemnizada por el recorte a renovables