Éxodo empresarial tras el «brexit»

Miles de trabajadores europeos esperan el nuevo destino de sus empresas fuera del Reino Unido


londres / corresponsal

Mientras Berlín recuerda a Londres que el Reino Unido tras el brexit no tendrá acceso a los mismos beneficios y privilegios que tiene ahora como miembro de la UE, las empresas mueven ficha y, si quieren seguir operando como hasta ahora, llevarán su sede a otras capitales europeas.

Entre los primeros en anunciar sus planes, el banco Lloyds Banking Group, que ha elegido Berlín como ubicación para su centro operativo europeo. A ellos se suma Goldman Sachs, que emplea a 6.000 personas en Londres, y trasladará a cientos de banqueros a Fráncfort y París, mientras que el HSBC pasará su línea de inversión a la capital francesa.

No solo se mudan las entidades financieras. La aseguradora Lloyds establecerá una compañía de seguros en Bruselas, para asegurar un punto de apoyo europeo después del brexit. A falta de una confirmación final, la que es la compañía de seguros más grande del mundo moverá de 100 a 600 empleados de sus oficinas londinenses para garantizar así el mismo servicio a sus clientes europeos, pues sus negocios en Europa continental ascienden a cerca de 3.000 millones de libras al año.

El gigante estadounidense de seguros AIG tiene la vista puesta en Luxemburgo, donde ya opera con una sucursal, pero prevé extender su presencia asentando su filial europea en el pequeño estado del Benelux. Otros, como JP Morgan, aún no se han decantado por ninguna ciudad, pero su presidente ejecutivo, Jamie Dimon, ya adelantó que unos 4.000 de sus 19.000 empleados en el Reino Unido podrían ser reubicados.

A ellos se ha sumado la empresa Nestlé, con un recorte de cerca de 300 empleos en sus plantas en territorio británico, aparte de llevarse su producción de barritas de chocolate a Polonia. Su objetivo, aseguran, no es otro que «operar con una mayor eficiencia», a la par que mantienen la competitividad «en un entorno externo que está cambiando a gran velocidad».

A la espera de que se celebren las elecciones generales del 8 de junio, los expertos esperan que el liderazgo de May se vea reforzado con el resultado y que con ello pueda negociar los mejores términos para el brexit. Además, esperan que termine la incertidumbre causada por su indecisión a la hora de hacer públicas sus cartas de negociación y que llevan a una de cada tres empresas manufactureras a planear cambiar sus operaciones e implantarlas fuera del Reino Unido.

El estudio de la consultoría KPMG encontró que China y la India, los dos países con los que May está más interesada en asegurar un mayor comercio en el futuro, son además los principales beneficiarios del potencial éxodo de las empresas. 

Industria del videojuego

Otro sector que se vería afectado es la industria de los videojuegos. Según el Ukie, organismo comercial de esta, un 57 % de sus empresas emplean a trabajadores de la UE y dos quintas partes de ellas están evaluando reubicarse fuera del país. La principal preocupación de esta industria es, sobre todo, la pérdida de talento llegado de otros países de la UE, que representa actualmente el 57 % de su mano de obra. Así, los encuestados abogan por darles un permiso de residencia especial a sus trabajadores y que estos no tengan barreras para vivir y trabajar en el Reino Unido.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
14 votos
Comentarios

Éxodo empresarial tras el «brexit»