Abanca compra al Banco Popular la división de crédito al consumo del Banco Pastor

La entidad se compromete a mantener en la comunidad gallega la compañía adquirida, que tiene su origen en Pastor Servicios Financieros, y «a preservar el empleo»


madrid / la voz

Después de que en diciembre expirara el período de tutela de Bruselas -el term sheet, un pliego de cláusulas que regulaban la reestructuración del banco, al haber recibido dinero público-, Abanca ha decidido salir de compras por primera vez. Y lo ha hecho adquiriendo el 100 % de Popular Servicios Financieros, la antigua división de consumo del Banco Pastor, por 39 millones de euros, según informó ayer a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Con esta operación, el antiguo negocio de crédito al consumo del Popular se integra en Abanca Consumer Finance, constituida el pasado año, creando la quinta financiera bancaria de consumo de España.

Según explicó el vicepresidente de Abanca, Juan Carlos Escotet, a través de un comunicado oficial, la entidad gallega inicia así un período de crecimiento a través de nuevas adquisiciones, alineadas con su plan estratégico. «Los objetivos inmediatos de la operación son alcanzar una cifra de nuevo negocio superior a los 800 millones de euros en los próximos tres años, situarse como líder en el noroeste español y hacer crecer el negocio en un período del ciclo económico favorable en España y Portugal», abunda Escotet.

La antigua financiera del Pastor es una entidad «histórica» en el segmento de crédito, cuya cartera al cierre del 2016 frisaba los 200 millones de euros, con más de 15.000 acuerdos con comercios y concesionarios en España y Portugal, además de un equipo de personal especializado -que Abanca ha anunciado que mantendrá en Galicia y aumentará en el país vecino- y una «alta generación de clientes», medio millón en la península ibérica.

Con una tasa de morosidad del 3 % y una cobertura superior al 152 %, Popular Servicios Financieros está presente en Portugal desde 1997 (en Oporto, concretamente), mientras que en España tiene oficinas, además de en A Coruña, Santiago y Vigo, en Madrid, Bilbao, Zaragoza, Valencia, Sevilla y Barcelona.

La operación permitirá a Abanca «modernizar e impulsar el negocio», aportando «tecnología y dinamismo», para convertirse en un referente del sector en uno de los segmentos más rentables y con mayor crecimiento, como es la financiación al consumo: automóviles, préstamos personales y tarjetas de crédito.

Doble lectura

La operación tiene una doble lectura para comprador y vendedor, ya que mientras que para Abanca supone alcanzar en el segmento del crédito al consumo el objetivo fijado en el plan estratégico para dentro de tres años y duplicar la producción en ese período, para el Popular -segundo banco de Galicia tras integrar al Pastor- la venta es una tirita para su hemorragia.

Y es que la transacción de su negocio en uno de los segmentos más rentables de la banca en la actualidad por 39 millones de euros le ha reportado una plusvalía de 6,7 millones, con un impacto mínimo en unas cuentas que acumulan 4.000 millones de déficit.

Esta venta no es la única que tiene en marcha la entidad que preside Emilio Saracho, ya que también tiene previsto deshacerse de su 49 % en WiZink, dedicado a las tarjetas de crédito.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
27 votos
Comentarios

Abanca compra al Banco Popular la división de crédito al consumo del Banco Pastor