Ikea se alía con el sujetatornillos gallego para fidelizar clientes

Micatón ya factura casi medio millón de euros en 80 países


vigo / la voz

Lo que comenzó hace cinco años como un proyecto en un pequeño taller de 15 metros cuadrados con sus propios recursos hoy es un negocio que crece a un ritmo imparable (con más de 570.000 euros en ventas el año pasado). Y no es más que el principio, porque Micaton acaba de cerrar un acuerdo de colaboración con Ikea Family, el club de fidelización del fabricante de muebles, que asesora y recomienda productos a sus clientes.

En la práctica, este acuerdo supone que el único sujetatornillos magnético adaptable a todo tipo de varillas de destornillador y puntas para utensilios eléctricos será una de las herramientas que recomendará la propia Ikea para el montaje de sus muebles. 

Objetivo, EE. UU.

En el año 2015, la firma viguesa Micatón recibió el premio al mejor invento nacional. Cuenta de momento con un producto patentado y presencia en más de 80 países y en cadenas como Carrefour, AKI y Leroy Merlin. Además de su venta a través de Amazon, se apoya también en la red de distribución de Xylazel, la filial de pinturas y barnices del grupo de origen gallego Pharmamar.

El paso siguiente es expandirse en el mercado de EE. UU. Para ello, la empresa acaba de lanzar una campaña de financiación a través de la fórmula colaborativa del crowdcube con un éxito inesperado. En tres días ha conseguido 235.600 euros, el 111 % de su objetivo, con las aportaciones de un total de 51 inversores.

«El filón norteamericano bien explotado puede suponer el lanzamiento mundial de Micatón», afirma un portavoz de la emergente que cuenta con el apoyo financiero de Redinvest. «Allá donde vamos presumimos de un invento gallego, que está destinado a ser un éxito de ventas mundial», añaden.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
24 votos
Tags
Comentarios

Ikea se alía con el sujetatornillos gallego para fidelizar clientes