La banca empieza a devolver cláusulas suelo en Galicia sin obligar a denunciar

Rubén Santamarta Vicente
rubén santamarta REDACCIÓN / LA VOZ

ECONOMÍA

Pilar Canicoba

Inician los pagos a través de las oficinas, aún a cuentagotas, tras la orden del Gobierno

27 abr 2017 . Actualizado a las 05:00 h.

Los bancos han comenzado, de forma bastante lenta, a dar cumplimiento al real decreto del Gobierno que los obligan a devolver las cláusulas suelo. Esto es, el procedimiento extrajudicial que permite a los clientes recuperar todo lo cobrado de más porque las entidades les aplicaban un tope en el tipo de interés, impidiendo que su cuota mensual bajara más. Esa cláusula la ha considerado abusiva primero el Supremo, y el Tribunal de la UE después, que ha abierto, la puerta a un aluvión de reclamaciones. Para evitar un colapso en los juzgados (en Galicia se han pedido refuerzos para A Coruña y Vigo), el Ministerio de Economía habilitó a inicios de año una vía a través de las oficinas que está empezando a dar resultados.

En la última semana los bancos han comenzado a pagar los primeros clientes gallegos que presentaron los escritos en las sucursales. Se sabe al menos ya de casos de Abanca, Bankia y Banco Sabadell. Y se espera que el resto -Popular-Pastor y BBVA, principalmente- hagan lo propio en los próximos días. Lo que se desconoce es el número de clientes beneficiados y el volumen de reclamaciones presentadas. Pero el proceso está en marcha. Según algunas estimaciones, entre 180.000 y 200.000 hipotecados gallegos podrían presentar una reclamación; otra cosa es que el banco la atienda.

El caso de Abanca es relevante en Galicia por dos motivos: por el volumen de afectados y porque ya retiró la cláusula en mayo del 2013, en aplicación de una sentencia del Supremo. Fueron unos 80.000 los clientes que aquel año se beneficiaron de la supresión de la cláusula y empezaron a pagar menos. Pero no recibieron ninguna compensación, nada de lo cobrado de más anteriormente. Eso es lo que cambia ahora; hay casos repartidos por toda Galicia, según confirma la entidad. Según cálculos de expertos judiciales, la media puede oscilar entre los 3.000 y los 4.000 euros en estos casos.