Transportistas gallegos reclamarán lo que pagaron de más al comprar sus camiones

La Comisión Europea multa con 3.000 millones a los cinco grandes fabricantes por pactar los precios de venta de vehículos


redacción / la voz

Millones de transportistas europeos pagaron de más por la compra de sus camiones durante 14 años. Entre 1997 y el 2011, los principales fabricantes de este tipo de vehículos se pusieron de acuerdo para fijar los precios, lo que derivó en un sobrecoste para los compradores estimado en torno a un 10 %. Así lo ha constatado la Comisión Europea, tras una investigación iniciada en el 2014, que ha impuesto una sanción récord de 3.000 millones a las cinco grandes marcas del sector: Iveco, DAF, Daimler-Mercedes, Volvo-Renault y Man. Los fabricantes reconocieron tales prácticas. El Diario Oficial de la Unión Europea publicó hace unos días el expediente sancionador, lo que abre un período de un año para que los transportistas afectados reclamen a los fabricantes la devolución de ese sobrecoste. Y «en Galicia hai moitas ganas de facelo, vai reclamar bastante xente», avanza Alberto Vila, coordinador general de la Federación Galega de Transportes (Fegatrans), que canalizará las demandas individuales de sus asociados contra las marcas. De momento, Vila aconseja aguardar para analizar al detalle la sentencia hecha pública hace solo unos días, ya que queda por delante un año para reclamar.

Las empresas o autónomos que no pertenezcan a ninguna asociación del gremio -la mayoría de los 7.000 transportistas gallegos- pueden ponerse ya en manos de un abogado para tramitar su demanda. Pero, antes que nada, tendrán que averiguar cuánto pagaron de más por sus vehículos. Y para ello precisarán un peritaje sobre el valor real de mercado del camión en el año en que se adquirió. «Non vai ser algo sinxelo», reconoció Vila. Fegatrans ya está sondeando oficinas técnicas de peritaje para que elaboren los informes.

Fuentes del sector calculan que en España se matricularon 200.000 camiones entre los años que operó el cartel europeo de fabricantes. Las reclamaciones serán a buen seguro millonarias, explica Vila, porque el coste medio de un camión ronda los 80.000 euros, y en este caso la reclamación sumaría unos 8.000 euros (el sobrecoste está estimado en un 10 %). Eso en un solo caso.

El coordinador de la Federación Galega de Transportes no descarta que los fabricantes intenten alcanzar acuerdos con los propietarios para pactar las indemnizaciones y evitar así las demandas judiciales. 

También en las emisiones

El expediente sancionador de la Comisión Europea también censura a los fabricantes que incluso se pusieran de acuerdo para introducir en el mercado nuevas tecnologías para mejorar las emisiones.

En el cartel participaron las grandes marcas. De momento, solo se ha salvado del expediente sancionador Scania, aunque tiene abierta una investigación propia porque no reconoció tales prácticas. Además, Man colaboró con la Comisión Europea facilitando pruebas de los acuerdos entre fabricantes, de ahí que no haya sido multada.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Transportistas gallegos reclamarán lo que pagaron de más al comprar sus camiones