Galicia no se merece esto


Galicia se merece que su sector empresarial esté liderado por alguien que la entienda. Por alguien que abandone su minifundismo mental y comprenda que las provincias son un bastardo que nos legó la cultura napoleónica del siglo XIX, anacronismo puro. Los empresarios no necesitamos ni más A Coruña, ni más Lugo, ni más Pontevedra, ni más Ourense, necesitamos un espacio de tres millones de personas, o ¿estos minifundistas mentales no se dan cuenta de que cualquiera de nuestras grandes ciudades no es más que un tercio de un gran barrio de Bogotá, Buenos Aires o Sao Paulo?

Aterricen de una vez. Refunden esa Confederación de Empresarios. Ese instrumento de poder, que solo absorbe lo negativo de nuestra clase empresarial. Faltan hombres y mujeres de empresa, que hagan país, que hagan Galicia. Que sepan el vértigo del riesgo empresarial, de sentir que su casa está hipotecada, que su empresa es su vida, que sus empleados se han dejado la piel para ayudarlos a no cerrar. Solo esos nos entenderán, solo esos nos podrán representar. Y si llegan a tener la madurez suficiente como para hacer una nueva CEG, háganlo. Primero, pactando un discurso por Galicia; segundo, una estrategia para poder llevarlo a cabo; y, tercero, acordando por unanimidad la presidencia, porque la persona que la lidere, habiendo lo anterior, nos será indiferente.

Decenas de miles de empresarios gallegos hemos estado a la altura, a la altura de nuestros trabajadores, de nuestras familias y de nuestro entorno, ahora solo necesitamos que ustedes estén a la altura de sí mismos.

Por Venancio Salcines Empresario

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
25 votos

Galicia no se merece esto