Frédéric Puech: «Trabajaremos con espíritu de colaboración y mejora»

El director de la planta de Vigo y de todo el polo ibérico se refirió al hecho de que la factoría gallega no está garantizada de por vida

.

vigo / la voz

El liderazgo de la factoría de Vigo dentro de PSA está ganado, pero ahora hay que seguir manteniéndolo dentro del nuevo grupo que tiene en Opel Zaragoza otro de sus principales pilares. La competitividad que distingue ahora mismo a la factoría gallega no está garantizada de por vida, y a ello se refirió ayer el director de la planta, y de todo el polo ibérico (incluye las plantas de Madrid y Portugal), Fréderic Puéch, en un escueto comunicado.

«El acuerdo, más allá de los proyectos comunes ya en marcha, nos ofrece la posibilidad de desarrollar numerosas sinergias y nos permitirá ser aún más eficientes». El responsable de la fábrica viguesa, que el año que viene lanzará por primera vez un modelo Opel, indicó el camino a la plantilla: «Trabajaremos con ese espíritu de colaboración y mejora, para que las plantas de España y Portugal se sigan distinguiendo por su eficiencia en el dispositivo industrial de las dos empresas que se unen».

Los representantes sindicales de la factoría gallega, en general, no ven amenazas a medio plazo, porque Vigo tiene carga de trabajo garantizada al menos para los próximos 8 años con dos nuevos lanzamientos (la nueva gama de furgonetas Berlingo, Partner y Opel; y un todocamino para Peugeot).

Pero en la operación quedan incertidumbres que despejar como, por ejemplo, la adaptación de las factorías de Opel al plan de competitividad de PSA, como recordó Santiago García, responsable de CC.?OO. en la planta. Explicó que la «convergencia total de ambas marcas en materia industrial no se completará hasta el 2027, y que hay que esperar a ver cómo se adaptan las nuevas plantas a la dinámica de funcionamiento del grupo francés». En la misma línea, Rubén Pérez, responsable de UGT, se cuestionó sobre «¿qué va a pasar con las duplicidades?, que las va a haber». Otra duda del sindicalista de PSA es «¿qué va a pasar con todas las plantas en Europa?». «Vamos a hacer un seguimiento minucioso, de cerca, para que se sigan manteniendo las factorías en España y para proteger el empleo en nuestro país», aseveró.

Trabajo bien hecho

Vítor Mariño, dirigente de CUT, también expuso sus dudas acerca del mantenimiento de las condiciones laborales, y advirtió que «aunque se mantengan dos direcciones independientes, las plantas de Opel tienen que seguir los planes de competitividad de PSA».

En palabras de Ana María Reigosa, responsable de SIT (Sindicato Independiente de Trabajadores), «a corto plazo tampoco se atisban peligros a nivel local, PSA mejora su competitividad, entra en el mercado alemán, podrá compartir sinergias y accede a los avances de Opel en el coche eléctrico». «Somos una de las fábricas más rentables del grupo con lanzamientos adjudicados conseguidos a base de trabajo bien hecho y mucho esfuerzo», añadió.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Frédéric Puech: «Trabajaremos con espíritu de colaboración y mejora»