El Gobierno aprueba hoy el decreto que prohibirá plantar patata en 31 concellos

La Xunta ordenará arrancar los cultivos de tubérculo en esos municipios infestados


redacción / la voz

El Ministerio de Agricultura tiene previsto elevar hoy al fin al dictamen del Consejo de Ministros el ansiado real decreto con el que intentará cortar de raíz la expansión de la plaga de la patata por el noroeste español. En Galicia hay ya 31 concellos infestados, concentrados en las comarcas de Ferrol y A Mariña, cuando hace dos años eran solo tres; y en Asturias, otros siete.

El borrador de real decreto que el Gobierno remitió hace unas semanas a las comunidades y a los sindicatos agrarios preveía como medida principal para luchar contra la polilla que se come por dentro los tubérculos la prohibición de sembrar el producto durante al menos dos años en los ayuntamientos infestados. Pero el veto se extenderá el tiempo necesario hasta garantizar la erradicación de la peste, según figuraba en el borrador.

Será la Xunta la encargada de acotar el territorio en el que no se podrán sembrar tubérculos, aunque probablemente serán esos 31 concellos en los que se han detectado ejemplares enfermos. La Consellería de Medio Rural también será la encargada de decidir, a partir del real decreto, arrancar los cultivos ya existentes. De hecho, la directora xeral de Agricultura, Belén do Campo, fue muy explícita al respecto hace unos días, cuando declaraba: «Chegado o momento haberá que retirar as patacas para a súa destrución seguindo unhas normas de seguridade, co transporte en camións precintados e con todas as garantías».

La propia Do Campo también avanzaba que el real decreto contemplará la posibilidad de otorgar indemnizaciones a los productores, sufragadas al 50 % entre Xunta y Estado.

En los concellos afectados por la plaga hay plantaciones de patata para el consumo propio. La gran preocupación de la Xunta era que la polilla alcanzase las grandes zonas productoras, como la ourensana de A Limia.

Concellos en cuarentena

A la espera de que el ministerio publicase el real decreto, la Xunta ya adoptó las suyas. Entre otras, decretó la cuarentena en los ayuntamientos infestados, lo que quiere decir que no pueden salir patatas cultivadas en esas zonas; también recomendó no sembrar el tubérculo y obligó a los que decidiesen hacerlo a inscribirse en un registro para tener controlados todos los cultivos. La plaga salta de una patata a otra, de ahí la cuarentena en los concellos en los que se detectaron polillas.

Ayudas solo para los productores inscritos en el registro de la Xunta

El responsable de Agricultura de Unións Agrarias, José Ramón González, considera que el real decreto llega con retraso, cuando la plaga ya está presente en 31 concellos gallegos. También critica las «carencias graves» del texto, como que no se prevén indemnizaciones para todos los productores afectados. Solo las recibirán, aclaró González, aquellos que hayan plantado en los municipios infestados y estén inscritos en el registro abierto por la Xunta. «No entendemos que a aquellas personas que hicieron bien las cosas, que siguieron los consejos que les daban todos, incluida la Xunta, de que no plantaran patatas no se les indemnice», lamentó González, por lo que exige al Gobierno que «subsane» esta cuestión y se ayude a «todo el mundo» que se vea perjudicado.

Los tubérculos serán arrancados por técnicos y se procederá a su destrucción. Habrá ayudas de alrededor de 30 céntimos por kilo sembrado.

De todos modos, el responsable de Unións Agrarias confía en que el decreto del ministerio sirva para atajar la plaga.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
15 votos
Comentarios

El Gobierno aprueba hoy el decreto que prohibirá plantar patata en 31 concellos