El Parlamento gallego aprueba los presupuestos del 2017

El PP apela a la estabilidad de Galicia, y la oposición acusa al Gobierno de nula voluntad de pactar


El Parlamento gallego ha aprobado esta mañana los presupuestos de Galicia para el 2017 con el voto favorable de 39 de los 41 diputados del PP y con el voto en contra de 32 de los 34 escaños de la oposición. El pleno ha rechazado las 1.113 enmiendas presentadas: las 129 de En Marea, las 651 del PSOE y las 333 del BNG, después de que en una sesión del pasado mes de enero se tumbaran ya las enmiendas a la totalidad. Una legislatura más, el PP ha hecho valer su holgada mayoría y ha defendido su posicionamiento en el hemiciclo con el argumento de que es el pueblo gallego, mayoritariamente, el que ha avalado su política en las urnas. Pedro Puy, portavoz popular en la Cámara gallega, ha celebrado que Galicia apruebe unos presupuestos, hecho del que no pueden presumir, dijo, otros territorios ni más de 180 municipios gallegos. «É unha mostra de estabilidade», ha dicho Puy, quien ha defendido la política de la Xunta. «Estamos hoxe cunhas bases máis sólidas, cunha recuperación asentada na demanda e nas exportacións», ha apuntado el portavoz. Puy ha definido los presupuestos como los que certifican el fin de la recesión y la consolidación del crecimiento, y en el que se blinda también el gasto social. Al final de su intervención, el diputado popular ha acusado a la oposición de presentar enmiendas inasumibles y de no tener una voluntad real de pactar.

Por su parte, el portavoz socialista, Xoaquín Fernández Leiceaga, ha tirado de ironía en su intervención. «O Goberno non tomou en consderación nin unha soa enmenda dos grupos, das centos que fixemos; estamos ante un orzamento perfecto, imposible de modificar, e entón este Parlamento queda devaluado», ha dicho en su primer turno de palabra. El diputado socialista ha defendido que, en contra de lo que parece, es un proyecto lleno de imperfecciones, sujeto a un ajuste excesivo, y que renuncia a modificar la política de gasto para crear un nuevo patrón de crecimiento. Los grandes desafíos estructurales a los que se enfrenta la comunidad gallega han protagonizado parte de las intervenciones de los grupos de la oposición. Antón Sánchez, de En Marea, ha asegurado que Galicia pesa cada vez menos económica y políticamente en el conjunto del Estado, y ha lamentado que se persevere con una estrategia de política económica que va contra los intereses de una gran mayoría social. «A xente ten que emigrar porque non pode ter aquí unha vida digna». El viceportavoz ha recordado que el PP lleva gobernando en Galicia casi todo el tiempo de democracia sin haber ordenado el territorio ni haber consolidado una estrategia de política industrial. Muy crítica se ha mostrado Ana Pontón, portavoz nacional del BNG, quien ha lamentado que, una vez más, el Gobierno gallego haya optado por enterrar el diálogo y rechazar las propuestas de la oposición. «Son uns orzamentos sin alma, sin ambición, que consolidan una política errada: o feito de que teñan maioria dalles lexitimidade para gobernar, pero non para asfixiar a democracia», ha dicho la diputada nacionalista.

En el turno de contrarréplicas, el diputado Miguel Tellado ha calificado de «delirantes» algunas enmiendas, y ha lamentado que la falta de actitud constructiva del grupo de las oposición, quien, según el popular, están más contentos «cando a Galicia lle vai mal». Manuel Lago, de En Marea, ha acusado a la Xunta de presentar unas cuentas donde no cuadra la previsión de ingresos y en las que hay una estrategia premeditada para menoscabar el sistema de provisión de servicios públicos. «Pensei que vostedes recortaron nos anos de crise porque caían os ingresos», ironizó el diputado, quien recordó que ahora los ingresos se han recuperado, pero siguen los ajustes. «A única alternativa é aumentar os ingresos», dijo.

La ley de medidas fiscales sale hoy adelante con la polémica reforma del Consultivo

Aprobados ya los Orzamentos de la Xunta para el 2017, el pleno de la Cámara arrancará hoy con el debate sobre la Lei de Medidas Fiscais e Administrativas, conocida como la ley de acompañamiento del presupuesto, una herramienta usada en los tiempos de Fraga que dejó de utilizar el bipartito y que recuperó Alberto Núñez Feijoo. Aquí se incluye un asunto polémico y controvertido, pues se abre la puerta a que los letrados del Consello Consultivo sean nombramientos de carácter discrecional, en lugar de priorizar los méritos y las capacidades, tal y como denunció el diputado socialista Abel Losada.

Las fuerzas de la oposición consideran que la llamada ley de acompañamiento se ha convertido en un coladero de asuntos que nada tienen que ver con los presupuestos y en los que tampoco existe una urgencia que justifique el uso de esta vía, salvo, según la oposición, escapar al debate y al control.

Estreno de cinco diputados

Cinco nuevos diputados del PP tomaron ayer posesión: de izquierda a derecha, Jacobo Moreira Ferro, Isabel Novo Fariña, María Soraya Salorio Porral, Moisés Rodríguez Pérez y Gonzalo Trenor, que sustituyen a otros tantos conselleiros que han renunciado al acta.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

El Parlamento gallego aprueba los presupuestos del 2017