La empresa gallega busca expertos en tecnologías y ciberseguridad

Las actuales tendencias del mercado generan nuevas oportunidades profesionales. «Controllers» y expertos en riesgos, dos especialidades que surgieron a raíz de la crisis


Redacción / la voz

Las estadísticas revelan que dar respuesta a la demanda profesional que precisa la empresa se traduce en mayores niveles de rendimiento. La brecha entre cualificación y necesidades empresariales ha comenzado a estrecharse en los últimos años con propuestas que se basan en la búsqueda de oportunidades profesionales a partir de las tendencias del mercado. Al menos en los ámbitos de las finanzas, la consultoría, los recursos humanos y la fiscalidad, a los que se están incorporando áreas relacionadas con la nuevas tecnologías y la ciberseguridad en los últimos modelos industriales.

Así lo confirma la responsable de Gestión y Carreras Profesionales de la Escuela de Finanzas, Patricia Muiño, al explicar la importancia que tiene trabajar en la misma línea que lo hace la actividad empresarial para entenderla y dar respuesta con una oferta de profesionales cualificados que le ayude a crecer. Y Galicia, junto con otras comunidades y ciudades como Madrid o Barcelona, «abre muchas oportunidades tanto a los recién titulados como a los ejecutivos que ya forman parte del mercado laboral, porque tiene muchas empresas, muy potentes y generadoras de empleo», reconoce Muiño.

La Escuela situada en el concello coruñés de Oleiros es pionera en dar respuesta a estas demandas profesionales. Explica Patricia Muiños que a raíz de la última crisis económica, surgieron especialidades hasta entonces inexistentes como los denominados controllers, un puesto intermedio entre financiero y contable capaz de controlar el gasto y el cumplimiento de un presupuesto; o expertos en riesgos que echó de menos el sector bancario entre sus profesionales para hacer frente al varapalo que supusieron las hipoteca subprime. «Son dos ejemplos que no existían porque no eran necesarios; pero lo cierto es que la crisis fue dura y fulminante, de la que se sacó una gran experiencia», precisa la responsable de Carreras Profesionales.

Son estos dos de los cinco grados que se imparten en la Escuela de Finanzas, dirigidos tanto a titulados universitarios que buscan especializarse en áreas de la empresa, como para los directivos que deben adaptarse a la evolución de los mercados.

El protagonismo, para unos y otros, lo adquieren conceptos como potenciación de habilidades, desarrollo de competencias, eficacia en la comunicación o el arte de la discusión, entre otros, sobre la formación tradicional. «En nuestras aulas conjugamos la formación técnica con el desarrollo de habilidades para asegurar el éxito». Y lo logran a la vista de los resultados que cada curso obtienen con sus alumnos. Aspiran al pleno empleo y lo logran, confirma Patricia Muiño. Al menos en el período de prácticas después de las aulas. «Las oportunidades las determina la empresa, pero la especialización en cursos de posgrado lleva aparejados puestos cualificados y remunerados. Ponemos los medios para que se alcancen».

Pese a la relevancia que se le otorga a la revalorización de las capacidades en la formación de profesionales cualificados, la parte más académica ocupa en estos cursos de posgrado un apartado importante. En este sentido, en la Escuela de Finanzas orientan a los alumnos hacia aquellas áreas que «por sus condiciones innatas les hará sentirse más cómodos en su proyección profesional». «Tenemos todo tipo de perfiles. En el caso de los recién titulados, desconocen la funcionalidad de la empresa y cómo se configuran las profesiones; en líneas generales manejan deseos, pero desconocen contenidos y funciones, de ahí que, de acuerdo con los currículos y la personalidad de cada alumno, les enfoquemos y asesoremos sobre el área que les puede resultar más conveniente. El éxito no solo consiste en formación, reconocimiento y desarrollo de habilidades sino además conseguir un trabajo profesional y que satisfaga», señala Patricia Muiños.

Otra figura muy habitual en este tipo de aulas de especialización son los probables sucesores de empresas familiares, un modelo mayoritario en Galicia. «Cada vez diseñamos más programas de desarrollo directivo dirigidos a los sucesores y se convierten en auténticos profesionales, con independencia de sus vínculos familiares».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

La empresa gallega busca expertos en tecnologías y ciberseguridad