Los tres españoles más ricos suman la misma fortuna que el 30% con menos recursos

Cada día de 2016 surgieron 20 nuevos millonarios, mientras que el 30% más pobre redujo su renta un 33%, según Oxfam Intermón


Colpisa

España logró un crecimiento superior al 3% en 2016 por segundo ejercicio consecutivo. Sin embargo, a pesar del optimismo del Gobierno y de las alabanzas de organismos como el FMI o la Comisión Europea, la realidad es que esa riqueza no llegó a toda la población. De hecho, la brecha entre ricos y pobres siguió ensanchándose. En concreto, el 10% de españoles con mayor patrimonio acumula más de la mitad de la riqueza total (56,2%). Pero es que el dinero cada vez se concentra en menos manos. Así, el 1% de españoles más rico suma más de una cuarta parte del patrimonio total (27,4%). La desigualdad llega hasta el punto de que las tres mayores fortunas del país (el fundador de Inditex, Amancio Ortega, su hija Sandra Ortega y el presidente de Mercadona, Juan Roig) acumulan la misma riqueza que el 30 % más pobre en España, es decir, que 14,2 millones de personas, según el informe Una economía para el 99 % realizado por Oxfam Intermón.

«La crisis no ha afectado a todos por igual, ni la reciente recuperación está generando las mismas oportunidades», critica el documento. Así, el texto denuncia que la concentración de la riqueza «se consolida mientras se intensifica la caída de ingresos en los niveles más bajos». En este sentido, mientras que las tres personas más acaudaladas de España aumentaron su patrimonio un 3% el año pasado, el 30% más pobre del país vio desplomarse su riqueza un 33,4%. «El incipiente crecimiento económico sigue beneficiando esencialmente a quienes más tienen», sostiene.

En la última lista Forbes de hombres más ricos del mundo aparecían 21 españoles. El más destacado, sin duda, Amancio Ortega, que lleva varios años moviéndose entre los tres primeros puestos del ranking. Una enumeración en la que podrían entrar nuevos nombres españoles. Y es que el informe de Oxfam afirma que el año pasado 7.000 españoles pasaron a engrosar la lista de millonarios. Esto supone 20 nuevos ricos cada día. Sin embargo, el 10% más pobre vio aumentar sus deudas. Con todos estos datos la ONG denuncia en su estudio que España se ha convertido en el segundo país de la UE, después de Chipre, donde más ha crecido la desigualdad de renta durante la crisis. Hasta 20 veces más que la media europea. De hecho, en 2007 el 10% más rico disfrutaba en España de una renta 10 veces superior a la del 10% más pobre. En 2015 esta diferencia era de 15 veces. «A pesar de haber mostrado durante los últimos años una de las tasas de crecimiento más altas en Europa, no logra que este crecimiento sea inclusivo», asegura la ONG.

Salarios más bajos Una de los principales rasgos de es desigualdad se encuentra en la elevada tasa de paro -la segunda más alta de la UE tras Grecia-. Así, el informe denuncia que la reducción el desempleo logrado en los últimos ejercicios ha ido acompañado de la creación de empleos precarios y temporales. Esto se ha trasladado en que los salarios del 10% de la población con peor remuneración se han recortado un 27,8% en el periodo 2008-2014. Por su parte, las retribuciones del 10% más rico apenas se han reducido un 0,6%. Esto ha provocado que el número de trabajadores pobres en España se sitúe en el 13,2% en 2015, el tercero más elevado de toda la UE. Una situación que se agrava en el caso de las mujeres, ya que el porcentaje de trabajadoras pobres en España (12,2%) es el segundo más alto de los países comunitarios.

Los problemas de recaudación es otro de los problemas que destaca el informe. En concreto, recuerda que pese a tener tipos impositivos similares a los de la media comunitaria los ingresos tributarios son 6,3 puntos porcentuales inferiores. Una diferencia que relacionan con la elusión fiscal al recordar -como señalaban en un documento anterior- que en los primeros seis meses de 2016 la inversión que ha salido de España hacia paraísos fiscales se ha triplicado. Un dinero que tiene como principal destino 15 territorios opacos o de baja tributación, lo que ha supuesto una pérdida de 1.550 millones de euros para las arcas públicas.

Impuestos a grandes fortunas Para tratar de reducir esta desigualdad Oxfam recomienda una serie de medidas como la subida del Salario Mínimo Interprofesional hasta los 1.000 euros netos mensuales en 2020 (este año se sitúa en 707,6 euros brutos) y la limitación de sueldos para que en ningún trabajo la retribución más elevada no pueda superar en más de 10 veces el salario medio de esa compañía. Asimismo, consideran necesario penalizar a las empresas en las que exista una brecha salarial de género. También apuestan por reforzar la negociación colectiva. En materia tributaria, defienden la creación de un impuesto a las grandes fortunas y acabar con los beneficios fiscales a las grandes empresas. Por último, piden elaborar una nueva lista de paraísos fiscales y sancionar las compañías que los utilicen y aumentar la ayudas públicas para las personas en situación de mayor vulnerabilidad.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Los tres españoles más ricos suman la misma fortuna que el 30% con menos recursos