Margarita Hermo: «Alguna empresa ha trasladado su sede fuera de Galicia»

Dice que sucesiones es un impuesto injusto y reclama una vía para favorecer la actividad empresarial


redacción / la voz

Ejecutiva de Jealsa-Rianxeira y directora de la Asociación de la Empresa Familiar de Galicia, Margarita Hermo es concisa en el diagnóstico sobre el futuro del impuesto de sucesiones. Lo considera injusto y reclama vías para favorecer la continuidad de las empresas llegado el momento.

-¿Se ha convertido la sucesión en un quebradero de cabeza para las empresas desde el punto de vista fiscal?

-Desde luego se puede convertir en un problema en muchas ocasiones, porque obliga al empresario a disponer de una liquidez que puede que no tenga, y eso pone en peligro la continuidad de la compañía. Una empresa puede tener muchos activos e ir bien, pero no disponer de un alto volumen de efectivo, por lo que el dinero que Hacienda le reclama en ese momento concreto resulta casi una losa, porque puede obligar a vender otros activos o a buscar un endeudamiento para liquidar un impuesto que en el fondo es injusto.

-Con la norma actual, una firma que lo haya hecho bien y disponga de tesorería para afrontar malos tiempos se ve penalizada frente a una con una posición financiera más deteriorada ante una eventual sucesión...

-Así es. Pero lo más dramático es tener que vender la empresa para pagar los impuestos. Al final, quien pierde es la Administración, porque lo rentable es que siga funcionando durante años a pleno rendimiento, pagando impuestos, generando empleo... Lo lógico es que este impuesto desaparezca o cambie radicalmente.

-Algunos expertos hablan de «paraísos fiscales» al comparar las normativas autonómicas.

-A mí no me gusta esa expresión. Yo creo que en esas comunidades se ha legislado para favorecer la continuidad de la empresa, especialmente de las familiares. En aquellas comunidades en las que se grava el impuesto de sucesiones en cierta forma se penaliza el hecho de ahorrar, porque al final eso te va a suponer un coste elevado por este tributo, y eso no tiene sentido.

-¿Y qué hacer? ¿Qué proponen de cara al futuro?

-Lo lógico es que exista una armonización fiscal en todo el territorio nacional, pero además hay impuestos que deberían desaparecer. Aquí lo que se debe hacer es favorecer la continuidad de la empresa. No puede ser bajo ningún concepto que, llegado el día de una sucesión, ese trance suponga un problema para la pervivencia de una firma concreta. Tiene que seguir viva y sin penalizar. Eso debería ser innegociable.

-¿Han constatado deslocalizaciones de empresas por causa de esta competencia fiscal?

-Sí, es así. Tenemos constancia de alguna empresa que ha trasladado su sede social fuera de Galicia a causa de este fenómeno y para que la empresa no se vea afectada en un futuro. Nosotros creemos que la empresa familiar es un bien social que tenemos que preservar. Y más en un sitio como Galicia, donde no tenemos las mejores infraestructuras ni los mejores servicios. Ese arraigo que la empresa familiar tiene con su tierra hay que protegerlo, cuidarlo, porque es muy valioso.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
16 votos
Comentarios

Margarita Hermo: «Alguna empresa ha trasladado su sede fuera de Galicia»