La Xunta amplía las ayudas contra la pobreza energética a las familias vulnerables que tengan contratos de gas

Los gallegos con pensiones no contributivas van a recibir en enero 206 euros extras


santiago / la voz

La Xunta impulsó en el 2014 una línea de ayudas que denominó «tique eléctrico social», que consistía en facilitar apoyo económico a las familias que tenían dificultades para pagar las facturas, evitando así los cortes de luz. A partir del año entrante también podrán acceder a este recurso de urgencia aquellas que tengan contratos de gas y se vean en la misma tesitura.

De esta forma, cuando una familia vulnerable esté en riesgo de sufrir un corte de suministro por impago o atrasos se activará un protocolo de urgencia por el cual la comercializadora notificará la existencia de estas ayudas al cliente. Este tendrá que ponerse en contacto con la Xunta, que automáticamente solicitará a la compañía que posponga durante un mes cualquier acción que implique la paralización del servicio. En ese tiempo la Administración deberá tramitar la ayuda, que consistirá en afrontar dos facturas por año y un importe de 200 euros por solicitante.

A este protocolo, que ya impidió cortes eléctricos en 1.051 hogares en los últimos dos años, se suman ahora las empresas suministradoras Gas Natural-Fenosa, Endesa, Iberdrola, EDP, CHC y Viesgo.

Pensiones no contributivas

El presidente de la Xunta hizo pública la ampliación de estas ayudas al término de la reunión semanal del Consello, en el que también se aprobó el pago inminente a los gallegos con pensiones no contributivas de un complemento extraordinario de 206 euros. Antes del 10 de enero unas 40.000 personas recibirán directamente el ingreso sin necesidad de tramitar la solicitud, tal como sucedió en los últimos años «a pesares da crise», apuntó Alberto Núñez Feijoo, quien también recordó que se trata de una ayuda a un colectivo «que o necesita moi especialmente» y que solo mantienen -en menor cuantía- Andalucía y Extremadura.

Redes energéticas de biomasa

Además, la Consellería de Economía dio cuenta en el Consello de una línea de apoyo por 3,7 millones de euros con los que varias Administraciones públicas y empresas pondrán en marcha sistemas de energía térmica de biomasa en los concellos de Palas de Rei, Lugo, Outeiro de Rei, Ponteareas, O Barco, Boqueixón y Melide. Esta estrategia, que se suma a la implantación de calderas de biomasa en el complejo administrativo de San Caetano y en seis hospitales gallegos, permitirá un ahorro anual conjunto de casi 600.000 euros, además de reducir la dependencia energética de Galicia, tal como recordó Feijoo.

La misma consellería informó de que en los últimos meses concedió préstamos y ayudas por 12,6 millones que permitirán financiar 52 proyectos de pymes y consolidar dos mil puestos de trabajo en la industria. Por otra parte, el Gobierno sigue completando sus puestos de responsabilidad con el nombramiento de David Cabañó como director xeral de Política Financeira, Tesouro e Fondos Europeos. Se trata de uno de los departamentos que se han refundido para adelgazar la estructura administrativa.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La Xunta amplía las ayudas contra la pobreza energética a las familias vulnerables que tengan contratos de gas