Tres comunidades disputan a Galicia el futuro negocio de los drones

A la competencia promovida desde Castilla y León y Andalucía se acaba de sumar Cataluña

.

redacción / la voz

Hay muchos millones en juego. Es lo que dicen los informes. Uno de los más recientes, de la consultora Research and Markets, afirma que el sector de los drones ha movido 6.000 millones de dólares este año que está a punto de terminar; y que en el 2022 serán más de 21.230.

La aviación no tripulada es un próspero negocio, y eso explica la guerra de proyectos lanzados desde distintas comunidades españolas para colocarse al frente de este incipiente sector en el que Galicia se ha puesto por delante con el CIAR (Centro de Investigación Aeroportada de Rozas). A la competencia promovida desde Castilla y León y Andalucía se acaba de sumar Cataluña.

El centro de drones de Moià (Barcelona) se convertirá en la base operativa de pruebas de todas las empresas del sector incubadas por la Agencia Espacial Europea, según un acuerdo presentado ayer por el Gobierno catalán.

La Generalitat dice que su BCN Drone Center será «referente en el ecosistema de innovación del sector de los drones en Europa».

Es algo parecido a lo que dijo hace unos meses el alcalde de León cuando esta provincia abrió la batalla por el liderazgo del sector, al ganar la sede europea de la Asociación Internacional para Sistemas de Vehículos no Tripulados (Auvsi, por sus siglas en inglés), que es una organización con más de 7.500 miembros repartidos por 60 países que promueve el uso de las nuevas tecnologías, la robótica y los drones.

Y eso mismo es lo que anuncian desde Andalucía, después de que el Consejo de Ministros aprobara hace unos días 8 millones de euros para impulsar el abandonado proyecto CEUS (Centro de Excelencia de Sistemas no Tripulados), en el aeródromo de El Arenosillo (Huelva).

Millones a destajo

No es más que un aperitivo, ya que el programa requiere una inversión de 40 millones (32 con cargo al Ministerio de Economía a través de fondos europeos; 6 de la Junta de Andalucía, y los 2 restantes por cuenta del Ministerio de Defensa).

Todos quieren ser referentes de la aviación no tripulada en Europa. La cuestión es si alguno lo conseguirá realmente. De momento, la Xunta ya ha garantizado otros 8 millones de euros para el CIAR de Rozas en los presupuestos del 2017. Hasta el momento, la Xunta ya ha aportado 40 millones de fondos propios y ha logrado el desembolso de otros 75 por parte de Indra e Inaer, sus socios industriales. Incluirá la subcontratación de 18 empresas, 13 centros tecnológicos y las tres universidades.

A la espera de resultados, sobre el papel es la iniciativa más completa y potente.

Votación
8 votos
Comentarios

Tres comunidades disputan a Galicia el futuro negocio de los drones