La Xunta agota el techo de gasto y aumenta los Orzamentos en casi 260 millones

El 60 % de ese incremento irá destinado a sanidad y educación, con 200 nuevos docentes

Ingresos y gastos en los Orzamentos del 2017 Ingresos y gastos en los Orzamentos del 2017

santiago / la voz

Habría que remontarse hasta el ejercicio del 2011 para hallar un presupuesto autonómico cuyos recursos económicos se sitúen por encima de los 9.000 millones de euros. Por segunda vez desde que estalló la crisis, hace ahora ya más de ocho años, las cuentas de la Xunta vuelven a crecer. Y lo hacen con mayor intensidad gracias, fundamentalmente, a la mejoría económica y su impacto en la recaudación, pero también debido al equilibrio financiero, lo que ha permitido ahorrar gasto público en el pago de los intereses de la deuda.

El Gobierno gallego aprobó ayer el proyecto de Lei de Orzamentos, que hoy mismo remite al Parlamento y que tiene como principal novedad que se agota el techo de gasto fijado por la Cámara gallega. Es decir, el presupuesto autonómico dispondrá el próximo año de 9.063 millones de euros, un 2,9 % más que en el 2016, lo que supone un incremento de la capacidad de gasto de 259 millones. Si se compara con las cuentas que manejó la Xunta en el 2015, ahora habrá disponibles en la caja 600 millones de euros más.

Un paso más

La sanidad, la educación y los servicios sociales absorberán ocho de cada diez euros del presupuesto, pero por vez primera se aprecia un margen de maniobra para ir más allá del mero blindaje del gasto social. El presidente gallego no dudó el calificar ayer las cuentas del 2017 como «expansivas». El gasto social aumenta en 229 millones, de los cuales 160 se corresponden con sanidad y educación.

338 millones para dependencia

Las Xunta contratará 200 nuevos docentes de la ESO, según anunció ayer el presidente durante su comparecencia. Crecen también un 4,3 % los recursos para atender la dependencia -hasta sumar 338 millones de euros- y se eleva en cinco millones la partida de la renta social para familias en riesgo de exclusión, conocida popularmente como risga.

Sin embargo, uno de los datos más relevantes es que la inversión crece un 4 %, por encima del 2,9 % de media de los Orzamentos, lo que permitirá, según el presidente gallego, utilizar las cuentas como un instrumento para consolidar el crecimiento económico de Galicia. «Dos 9.000 millóns de gasto público, 1.500 irán destinados a investimento», precisó el jefe del Ejecutivo gallego.

Las cuentas autonómicas del 2017 también incluyen la recuperación del complemento específico en las pagas de los empleados públicos, un año antes de lo que estaba previsto, y aumentan un 15 % los recursos destinados a política de empleo, sobre todo en el ámbito de la formación para aquellos colectivos con más difícil empleabilidad, como los parados de larga duración.

Acompañado por el titular de Facenda, Valeriano Martínez, Núñez Feijoo destacó al término de la reunión semanal del Consello los pilares de unas cuentas públicas que permiten consolidar y ampliar a la sociedad los beneficios de la recuperación económica, y quiso reivindicar una agilidad inédita para elaborar unas cuentas tras la parálisis política del Estado, que impedía a las comunidades establecer sus previsiones y conocer las estimaciones de ingresos que obtendrían de la Administración central. «Galicia non podía seguir vivindo en funcións», dijo en relación a la coyuntura de incertidumbre que se vive en otras zonas del Estado.

El PIB crecerá el 2,4 %, con 20.000 empleos más

El cuadro macroeconómico de los presupuestos gallegos prevé que la economía de la comunidad crezca el próximo año en el entorno del 2,4 %, lo que supondría que Galicia cerraría el 2017 encadenando cuatro años consecutivos con tasas positivas de variación en su producto interior bruto (PIB).

Con todo, la previsión es que se produzca una desaceleración en el ritmo de crecimiento de la economía, en parte, debido a las incertidumbres, como la que genera el brexit, pero el conselleiro de Facenda no descartó más adelante una revisión al alza de este dato.

La hoja que traza el cuadro de los Orzamentos prevé que la creación de empleo se sitúe en los 20.000 puestos de trabajo, un ritmo que se prevé mantener constante a lo largo de la próxima legislatura. Según la estimación de Facenda, la tasa de paro seguirá bajando el año que viene hasta situarse al final del ejercicio en el 15,6 %, dos puntos menos que ahora y también dos puntos por debajo de la media española. En su comparecencia ante los medios, el conselleiro de Facenda, Valeriano Martínez se refirió al modelo de crecimiento gallego como «san» y «sostible», en clara referencia al equilibrio de las cuentas públicas.

Menos intereses

En el proyecto de Orzamentos elaborado por el Gobierno gallego y que hoy se envía al Parlamento se incluye que el pago de los intereses de la deuda baja un 13 % , lo que supone un ahorro para las arcas autonómicas de 36,3 millones de euros en relación al 2016, y de casi 120 millones de euros si se computan los tres últimos ejercicios.

«O obxectivo do Executivo galego é seguir reducindo a ratio entre a débeda e o PIB no ano 2017 ate situala no contorno do 18,8 %, polo que Galicia continuará entre as comunidades autónomas con un menor endebedamento de España», explicó el conselleiro de Facenda en la presentación de las líneas generales de las cuentas.

Parte de la estrategia pasa ahora por consolidar la tendencia de crecimiento del tercer trimestre de este año, que ha permitido ver cómo Galicia logra aumentar su PIB por encima de la media española, después de un tiempo en el que se había alejado el deseado objetivo de la convergencia económica.

Entre julio y septiembre, la economía gallega logró crecer un 3,3 % en relación al mismo período del año anterior, una décima por encima de la española.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La Xunta agota el techo de gasto y aumenta los Orzamentos en casi 260 millones