«Sentimiento positivo» en Alcoa en el primer día de la subasta

En la puja energética se alcanzaron buenas expectativas para San Cibrao y también para A Coruña y Avilés


viveiro / la voz

En cubículos individuales dentro del recinto del Ifema, en Madrid, sin teléfonos móviles y totalmente incomunicados con el exterior desde primera hora de la mañana hasta primera hora de la tarde. Así compiten y pujan en la subasta de la tarifa eléctrica (por la interrumpibilidad) los representantes de las grandes empresas consumidoras de electricidad en España, entre ellas algunas con presencia tan fuerte en Galicia como Alcoa (cuyo futuro en buena parte depende de esta subasta), Megasa o SGL Carbón.

Este lunes fue el día más importante. Salieron a puja los bloques de 90 megavatios y algunos de cinco. Los lotes grandes a un precio de salida de 310.000 euros el megavatio; cada segundo que pasa en esa peculiar puja el precio del megavatio baja 1.000 euros en un proceso a la baja. Quien se arriesga desde su cubículo, confiando en su perspicacia e intuición, y acierta con la menor compensación, se lleva el bloque.

Así las cosas, concluida a media tarde la subasta en este primer día, en Alcoa había «un sentimiento positivo», que no es poco. Invita al optimismo teniendo en cuenta que no solo se refieren al complejo industrial de San Cibrao (se da por descontado que conseguirá bloques), sino muy especialmente a las plantas de A Coruña y Avilés, donde siempre existe una mayor preocupación e incertidumbre por el futuro.

«Es lo que podemos decir por el momento en este primer día de subasta y, efectivamente, no es poco; tenemos un sentimiento positivo pero esto no ha terminado; vamos a seguir participando y evitaremos especular hasta que acabe la subasta», señalaban desde Alcoa.

Las impresiones «positivas» daban tranquilidad a los representantes sindicales ayer por la tarde. Hay que recordar que el año pasado la subasta se torció desde un principio y San Cibrao lograba tres bloques de 90 y 21 de cinco megavatios; para la planta de A Coruña conseguía 22 bloques de cinco megavatios y para la de Avilés, 23 de cinco.

Toda la semana

Esta vez en el primer día -el más importante- se cumplieron «en positivo» las expectativas y eso inspira confianza a las partes, empresa y trabajadores. Resta seguir pujando por los demás bloques también para la refinería, planta de Alúmina, de San Cibrao (que solo opta a este tipo de bloques).

Tanto la puja como los resultados tienen que ser validados al final por la Comisión Nacional de Mercados y de la Competencia, algo que no sucederá hasta dentro de unas semanas. Teniendo en cuenta esto, en Alcoa evitaban valorar si este buen resultado podría influir en el proceso de venta anunciado para las dos plantas de A Coruña y Avilés y de la planta de Aluminio de San Cibrao (en el que está interesado el grupo inversor Atlas y su sociedad española Aludium); o facilitarlo.

«Nosotros nunca nos hemos pronunciado sobre el proceso de venta y no lo vamos a hacer ahora; hay varias posibilidades, hay una serie de opciones que están abiertas y siguen ahí», concluían desde la multinacional.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

«Sentimiento positivo» en Alcoa en el primer día de la subasta