Inditex, Turquía y los trabajadores sirios

La multinacional gallega penaliza a proveedores que emplean a menores y garantiza apoyo financiero a las personas en situación de irregularidad


Esta semana se difundió una noticia sobre la situación que vivían trabajadores sirios refugiados e ilegales (algunos de ellos niños) en Turquía. En el reportaje (emitido por la BBC en el Reino Unido) se ve a un periodista intentando localizar los abusos que se producen en el sector textil. Lleva una cámara oculta y recorre empresas subcontratistas de grandes marcas de moda. Al inicio de la grabación el reportero entra en una lavandería que se llama Goreteks y habla con el dueño. Los operarios trabajan sin mascarillas, pese a que están utilizando productos altamente tóxicos con los que se tratan los pantalones vaqueros. Goreteks se presenta como proveedor de Inditex y de Mango. Es el único momento que sale el nombre de ambas empresas en todo el reportaje. En él se recoge la posición de la compañía gallega: tras auditar la lavandería se detectó el problema de seguridad e higiene (falta de mascarillas) que debía resolverse antes de diciembre. En otro momento de la emisión se asegura que había tres trabajadores sirios. No se ven y tampoco se dice que se trate de ilegales. Inditex subrayó que nunca encontró a ningún empleado sirio en situación irregular durante tres visitas realizadas sin previo aviso a la lavandería en junio, septiembre y octubre del 2016. El año pasado la multinacional gallega realizó mil auditorías en el país.

Hacia el final, el documental cuenta cómo en subcontratas de subcontratas que trabajan para empresas británicas -no españolas- se localizan a niños de incluso 15 años trabajando doce horas al día. Se ven sus caras. No son solo sirios porque también los hay turcos. Todo un drama para miles de personas que «o trabajan o se mueren de hambre».

Turquía acoge hoy a unos tres millones de refugiados sirios. En el 2013, ante uno de los mayores éxodos de la historia, Inditex comenzó a trabajar en un programa de emergencia humanitaria con Médicos sin Fronteras, Acnur, Life for Relief and Development y Cruz Roja. También con Refugee Support Center y CYDD. No es para menos, porque la multinacional tiene en Turquía 183 proveedores y cerca de 1.400 fábricas, que emplean a 150.000 operarios. ¿Qué ocurriría si Inditex encuentra a algún menor trabajando en una instalación fabril? Penalizaría al proveedor, y el menor recibiría ayuda para retomar su educación. Si encontrase a un trabajador mayor de edad en situación de irregularidad, un equipo formado por Refugee Support e Inditex le informaría de sus derechos, dejaría de trabajar y se le garantizaría apoyo financiero hasta que consiguiese su permiso de trabajo.

Ver http://www.inditex.com/es/zero-tolerance-for-refugee-exploitation/protecting-refugee-workers/how-does-remediation-plan-work

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
14 votos
Comentarios

Inditex, Turquía y los trabajadores sirios