Nueva Pescanova y los antiguos accionistas prosiguen su batalla judicial

La dirección de la matriz presenta una segunda demanda al entender que en el otoño del 2015 hubo unos autocontratos por parte de Pescanova SA, sin dar cuenta a Nueva Pescanova


redacción / la voz

La pugna entre Nueva Pescanova -la sociedad nacida tras el concurso de acreedores de la multinacional gallega y que terminó con la banca controlando el 80 % de la empresa- y los antiguos accionistas, que representan el 20 % del capital (y que conforman Pescanova SA), sigue en los juzgados.

La dirección de la matriz ha decidido presentar en Vigo una segunda demanda contra esos pequeños accionistas, siguiendo los pasos de una primera presentada en mayo, al entender que en el otoño del 2015 hubo unos autocontratos por parte de Pescanova SA, sin dar cuenta a Nueva Pescanova, que entonces tenía un administrador único. Esas contrataciones, entiende el grupo, tenían un contenido abusivo, con una serie de penalizaciones económicas al grupo.

Por su parte, los pequeños accionistas sostienen que «el único fin» de esas demandas es «estrangular financieramente» a Pescanova SA «para que no pueda defenderse legalmente ante la ampliación de capital que Nueva Pescanova prevé realizar para diluir el 20 % que tienen. A su juicio «ni esta demanda ni la anterior carecen de base jurídica y se trata de una simple represalia contra los acuerdos adoptados en la junta de accionistas del pasado 26 de septiembre», cuando los pequeños accionistas decidieron votar no a esa ampliación que quieren llevar a cabo los bancos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Tags
Comentarios

Nueva Pescanova y los antiguos accionistas prosiguen su batalla judicial