La mayoría de la banca pacta un nuevo sistema de pago de móvil a móvil

La mecánica es bien sencilla, pues la operativa se realiza a través de la aplicación móvil del banco del que cada cual sea cliente, sin necesidad de descargar otra específica


redacción / la voz

Pregonan desde hace meses los principales banqueros del país que uno de los mayores retos a los que se enfrenta su sector en el futuro es frenar la competencia de grandes operadores tecnológicos que, como Apple o Samsung, han empezado a asomar la patita en el negocio de los pagos a través del móvil. Una amenaza real que les ha obligado a hacer frente común. Así se explica que, frente a la atomización del pasado, casi una treintena de entidades (que suponen un 95 % del negocio bancario en España, entre ellas Caixabank, BBVA, Santander, Sabadell, Popular o Abanca) se hayan aliado para lanzar Bizum, un nuevo sistema que permite hacer transferencias de pequeñas cantidades de dinero entre particulares, sin más requisito que conocer el número de teléfono de la otra persona. 

La mecánica es bien sencilla, pues la operativa se realiza a través de la aplicación móvil del banco del que cada cual sea cliente, sin necesidad de descargar otra específica. Una vez validado en el servicio, la app vincula automáticamente la cuenta con el número de teléfono y desde ella se pueden realizar dos operaciones: bien enviar dinero a uno de los contactos que tenemos guardados en la agenda del móvil o bien reclamarle que nos pague la parte de aquella comida o de aquel regalo que todavía nos debe. 

Por ahora, gratis

En principio, y aunque luego cada entidad podrá definir sus propias condiciones, se podrán hacer transferencias por un mínimo de 50 céntimos y un máximo de 500 euros sin coste (de momento solo Bankinter cobra cuando se supera un determinado número de pagos). El dinero llega al destinatario en cuestión de segundos, pues en segundo plano se habrá realizado una transferencia entre cuentas. Todo, sin necesidad de introducir de nuevo los datos bancarios y respaldado por los sistemas de seguridad de la entidad.

La previsión de los promotores es que, en un futuro, Bizum permita también realizar compras on-line y pagar en comercios. Lo que no entra en sus previsiones es implantar un servicio de cashback, esto es, poder usar el móvil para obtener dinero en efectivo en comercios o gasolineras, algo que ya ofrece ING.

Precisamente, el banco de origen holandés es el único, entre los grandes del sector, que no se ha adherido a la iniciativa, pues ya contaba con su propia aplicación de pagos entre particulares, Twyp.

El objetivo que se marcan los promotores del servicio es que se registren mil millones de operaciones con Bizum en los primeros cinco años de actividad, con un volumen de transacciones de 30.000 millones de euros. El equivalente al 7 % de los transacciones electrónicas bancarias.

En principio, calculan que el público objetivo del servicio de pagos móvil a móvil son las más de 10 millones de personas que usan la app de su banco al menos una vez al mes.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

La mayoría de la banca pacta un nuevo sistema de pago de móvil a móvil