Tecnología gallega para hacer frente al robo de cable de cobre

La empresa Acute Cable idea un sistema que vigila la red de alumbrado y telefonía


Redacción / La Voz

El robo de cable de cobre podría tener los días contados. La empresa gallega Acute Cable, liderada por los emprendedores gallegos Óscar Valcuence y Marcos Balboa, ha ideado un sistema que permite monitorizar en tiempo real las redes de alumbrado a través de un chip que se coloca en las farolas y que suministra cada 15 segundos de forma ininterrumpida información sobre su estado de funcionamiento a un ordenador de cabecera, utilizando como medio de transmisión la propia red de cable de cobre.

De esta forma, se puede conocer de forma exacta cuándo y dónde se produce una avería, porque cada luminaria está también geoposicionada.

Pero esta iniciativa va un paso más allá, porque es capaz de distinguir si la anomalía en el suministro eléctrico se produce por un fallo técnico o por corte y sustracción del cable de cobre.

El socio Marcos Balboa cuenta que la idea de Acute Cable -desarrollada en el centro de emprendimiento de Telefónica, Galicia Open Future- surgió a raíz de las auditorías energéticas previstas para los ayuntamientos por la Administración autonómica. «Los municipios lo que realmente demandaban eran soluciones para evitar el robo de cable de cobre. Nos dimos cuenta de que no había ningún producto en el mercado y comenzamos a trabajar en un sistema pionero que consiste en el diseño de un ordenador que nos enviase información codificada y que nadie pudiese hackear», explica Balboa.

Casi seis años de trabajo han permitido desarrollar un sistema con una doble tecnología. Por un lado, el control de la red en cualquiera de sus servicios (alumbrado, telefonía, etcétera) a través de un ordenador conectado a una línea de cobre y, por otro, «una especie de Internet de las cosas que facilita una segunda conexión y el envío de información, de manera que siempre tenemos el control de las líneas en el caso de que se detectase algún problema en alguno de los dos canales de transmisión», precisa el socio de Acute Cable. Desde que se registra la interrupción, el sistema contacta con la policía o con quien decida el cliente, de manera que la intervención es inmediata y en el punto exacto. Se podrá cortar el cobre, pero no habrá tiempo de sustraerlo.

El proyecto está especialmente diseñado para el sector inmobiliario y de construcción, parques industriales, la Administración pública, empresas privadas o, incluso, urbanizaciones de vecinos.

Sobre la evaluación de costes, Balboa se muestra tajante: «Cuesta menos proteger el cable que reponerlo». Las cifras lo certifican. Solo en el Ayuntamiento de Santiago se destina cada año medio millón de euros para la restitución del tendido con el que el que garantizar el suministro eléctrico público.

Mientras, instalar el sistema ideado por Acute Cable, que ya ha sido testado en los ayuntamientos de Sada y A Coruña, supone un desembolso medio de unos 150.000 euros para un polígono industrial, dependiendo del número de farolas. La inversión se estima en unos 7.000 euros por cada kilómetro de línea o el equivalente a unas 40 luminarias.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
17 votos
Comentarios

Tecnología gallega para hacer frente al robo de cable de cobre