La vieja Pescanova se presenta ante los accionistas dividida y sin beneficios

La situación de debilidad en la que ha quedado la sociedad ha hecho estragos en la confianza de los inversores de referencia


vigo / la voz

La vieja Pescanova celebrará su junta de accionistas mañana miércoles en Redondela (si la multitudinaria feria local lo permite) y lo hará dividida y con los meses de vida contados, si la CNMV no lo remedia antes.

La situación de debilidad en la que ha quedado la sociedad, una vez reducida al 20 % del grupo Nuevo Pescanova, que lleva un año en manos de la gran banca, ha hecho estragos en la confianza de los inversores de referencia.

Tanto es así que el orden del día de la junta obliga a los propietarios de la vieja Pescanova a decidir si apoyan la continuidad del actual consejo de administración, integrado por Alejandro Legarda, Fernando Herce, Diego Fontán y César Mata; que pedirá el visto bueno de los accionistas para reforzarse con la incorporación de Carlos Federico Sanz Navarro, César Real Rodríguez y Leopoldo Fernández Zugazabeitia.

Frente a ellos se presenta el fondo de inversión Broadbill Investment Partners, propietario del 3,6 % de los títulos. Crítico con la actual gestión, su propuesta consiste en ampliar el consejo a seis miembros con «profesionales altamente cualificados». 

Pugna por el control

Broadbill pide el nombramiento como consejeros de Luis Chicharro, Luis Aurelio Martín y Wilson Hudkins Cáceres, a quienes considera más que experimentados «en el reflotamiento de empresas», y el cese del consejero César Mata, aunque manteniendo su condición de secretario del consejo.

El fondo neoyorquino no las debe de tener todas consigo, ya que este fin de semana publicaba un anuncio en algún medio escrito poniéndose a la disposición de los accionistas para convencerles y ganar el voto para su propuestas.

Por su parte, el actual consejo ha tirado de sendos informes de ISS y Glass Lewis para aconsejar a los accionistas que rechacen la propuesta alternativa de Broadbill.

A la espera del resultado de la junta de mañana, la vieja sociedad, cuyo principal activo es una participación del 20 % en Nueva Pescanova, ha cerrado su tercer trimestre fiscal con un patrimonio neto de 5,82 millones de euros y un resultado neto de cero, frente a pérdidas de 3,90 millones de euros registradas un año antes, según informó el pasado viernes a la CNMV.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La vieja Pescanova se presenta ante los accionistas dividida y sin beneficios