El Deutsche Bank se desploma en bolsa por la multa ejemplar que le impondrá EE.UU.

La Justicia americana pretende sancionarlo por haber creado productos financieros a partir de créditos hipotecarios insolventes, que contribuyeron al estallido de la crisis financiera del 2007


redacción / la voz

El viento se pone en contra del principal banco alemán, el otrora todopoderoso Deutsche Bank, al que una nueva sentencia judicial puede dejarlo al pie de los caballos. Las acciones de la entidad se derrumbaron ayer en la Bolsa de Fráncfort. Perdieron un 8,5 % de su valor. Lo hicieron empujadas por la desbandada inversora que provocó el anuncio de la Justicia de Estados Unidos, en el que anticipó su intención de imponerle una multa de 14.000 millones de dólares (unos 12.450 millones de euros) por haber creado productos financieros a partir de créditos hipotecarios insolventes -las famosas hipotecas basura-, que contribuyeron al estallido de la crisis financiera del 2007.

Pese a lo abultado de la caída de ayer en el parqué germano, lo cierto es que en este asunto todavía no está todo dicho. Aún existe margen de negociación y la sanción podría acabar siendo rebajada hasta el entorno de los 5.000 millones de dólares, como ha ocurrido en otros casos. Al parecer, y según explicó el propio Deutsche Bank, el Departamento de Justicia estadounidense ha invitado al banco a hacer una contraoferta. Y las negociaciones entre las partes «acaban de empezar». De hecho, a mediados de abril, Goldman Sachs pagó una multa de 5.060 millones por hechos similares.

El Deutsche Bank ya tiene dotados desde el 30 de junio más de 5.500 millones de euros para hacer frente a los litigios que se ciernen sobre él. Pero, podrían no ser suficientes. Solo por este último espera pagar entre 2.000 y 3.000 millones, según aseguraron a Colpisa fuentes cercanas a la entidad financiera.

El Departamento de Justicia estadounidense mantiene abiertas investigaciones contra Barclays, Credit Suisse y Royal Bank of Scotland. Hasta el momento, la sanción más elevada que le ha impuesto a un banco europeo ha sido de 8.900 millones y ha recaído sobre el francés BNP Paribas.

Mensaje desde Berlín

Mientras tanto, el Gobierno alemán lanzó ayer un velado aviso a las autoridades estadounidenses. Desde el Ministerio de Finanzas, los portavoces del estricto Wolfgang Schäuble aseguraron no querer interferir en un asunto que afecta a terceros. Pero aprovecharon la ocasión para dejar claro que esperan de Estados Unidos un trato equitativo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El Deutsche Bank se desploma en bolsa por la multa ejemplar que le impondrá EE.UU.