Los trabajadores de Navantia saludan el nuevo contrato, pero urgen a abordar el plan de futuro

Los presidentes de los comités de empresa aseguran que en la factoría de Fene desconocen los detalles del encargo, en cuanto a la carga de trabajo y a la repercusión sobre el empleo


ferrol / la voz

Los presidentes de los comités de empresa de Navantia Fene y Ferrol, Jorge Prieto y Javier Galán, respectivamente, saludaron ayer el nuevo encargo de eólica marina para el naval ferrolano, que consistirá en la fabricación de 34 jackets para un parque eólico que llevará a cabo Iberdrola en el Reino Unido. Prieto insistió en que en la factoría de Fene desconocen, no obstante, los detalles del encargo, en cuanto a la carga de trabajo y a la repercusión sobre el empleo. Al mismo tiempo, afirmó que, además de la necesidad de obtener contratos para mantener la actividad en los astilleros, Navantia precisa con urgencia la materialización de un plan industrial que aborde todas las cuestiones de calado para la compañía.

El presidente del comité de Navantia Fene -factoría en la que se va a llevar a cabo el nuevo encargo de Iberdrola, a partir de marzo del próximo año- coincidió con su homólogo de Ferrol en achacar al presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo, un «uso electoralista» del pedido. «Parece que el presidente de Navantia es ahora Feijoo, que se arroga haber logrado carga de trabajo», afirmó Javier Galán.

Una década de ocupación

En ese sentido, también se refirió a la promesa del candidato popular sobre la década de ocupación que va a haber en el naval ferrolano. Galán recordó que los contratos en curso y las anunciadas fragatas F-110 para la Marina española propiciarán ese plazo de trabajo para los astilleros de la ría, pero subrayó que son encargos en cuya gestión no ha tenido que ver la Xunta.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Los trabajadores de Navantia saludan el nuevo contrato, pero urgen a abordar el plan de futuro