Iberdrola adjudica a Navantia Fene un nuevo pedido de piezas eólicas

Supondrá más de un año de trabajo y es el tercer encargo que logra en ese negocio


ferrol / la voz

Un mes y medio después de recibir las primeras jackets -estructuras que sujetan los aerogeneradores en el mar- fabricadas en Navantia Fene para Iberdrola, la eléctrica de origen vasco ha vuelto a confiar en los astilleros públicos para la fabricación de componentes de eólica marina. La alianza entre Navantia y Windar Renovables ha dado sus frutos y hoy mismo está previsto que se firme el nuevo pedido en Ferrolterra, que consiste en la fabricación de una treintena de jackets para el segundo parque marino de Iberdrola en el Reino Unido, bautizado como East Anglia One. Supondrá más de un año de carga de trabajo para la factoría de Perlío y el tercer encargo que logra el astillero desde que se adentró en el sector. 

Navantia tenía puestas muchas expectativas en la obtención de este pedido, que ayer avanzó veladamente el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo, en un acto en Ferrol. «Navantia recuperou a súa carga de traballo, está recuperando as súas capacidades coa entrada da eólica mariña e podo dicirlles que nas próximas horas concretaremos un novo acordo e un novo contrato para Navantia, para Ferrolterra, para insistir na carga de traballo e na creación de postos de traballo na comarca», dijo.

La empresa pública había presentado el pasado 23 de agosto la oferta final en el concurso para la fabricación de jackets para el parque de East Anglia One, que estará integrado por 102 aerogeneradores. 

No obstante, Iberdrola ha repartido en tres paquetes la fabricación de las estructuras de acero, con el fin de diversificar el riesgo y garantizar el cumplimiento de los plazos. Fuentes del sector apuntan a que los adjudicatarios producirán 28, 34 y 40 jackets, y apuntan a que Navantia y Windar habrían ganado alguno de los dos últimos encargos. 

Iberdrola fue la compañía que abrió la puerta del sector de la eólica marina a la empresa pública, que también está produciendo cinco superestructuras para el que será el primer parque eólico flotante del mundo, que impulsa Statoil en aguas escocesas. El primer pedido de la firma energética, consistente en la fabricación de 29 jackets para el parque de Wikinger que está ultimando en Alemania, está en su fase final. Todas las estructuras están terminadas y están enviándose con destino al puerto germano que sirve de base para la instalación de las jackets, a bordo de barcazas especialmente destinadas para ese fin. 

Una década con faena

En el acto celebrado en Ferrol para dar a conocer sus propuestas electorales para la comarca, Núñez Feijoo prometió «dez anos de traballo no sector naval». En las cuentas del jefe del Ejecutivo autónomo se encuentran los contratos en curso -los dos de eólica marina que están ejecutándose en la antigua Astano y el Buque de Acción Marítima (BAM) para la Armada española-, el nuevo encargo con Iberdrola y los dos buques logísticos para la Marina de Australia que se firmaron el pasado mayo.

Pero también da por seguras las cinco fragatas F-110 para la Marina nacional cuya orden de ejecución se espera para el próximo año. «Necesitamos facer fragatas para a Mariña española, necesitamos e vamos a conseguir máis carga de traballo para outras mariñas do mundo, porque vamos insistir no peirao de Reparacións e vamos insistir en investimentos no estaleiro para incrementar a capacidade produtiva e modernizar o propio estaleiro», afirmó.

Además, insistió en la apuesta por la reapertura del astillero de la antigua Astano y por la diversificación, al incorporar Navantia a su catálogo de productos la fabricación de componentes para los parques de eólica marina que se promueven a nivel internacional.

Un sector con alta participación de la industria local y con el reto de recortar costes

Los contratos de eólica marina que se están ejecutando en el astillero de Fene están implicando a una treintena de empresas, principalmente de la comarca ferrolana. En alianza con Windar, los pedidos han sido ejecutados tanto en las instalaciones de la antigua Astano como de la antigua fábrica de bienes de equipo Imenosa, que hasta ese momento se encontraban infrautilizadas.

Para preparar la factoría para este nuevo segmento de mercado, en el que ha ganado ya tres contratos en menos de dos años, tanto Navantia como Windar Renovables y subcontratas como Galictio han llevado a cabo cuantiosas inversiones. No obstante, el sector tiene el reto de bajar costes para que esta energía sea más competitiva.

El Reino Unido, Alemania y Francia son los países en los que se están instalando la mayor parte de los parques marinos. Como sucede con los contratos de construcción de buques, se está incrementando la presión de los respectivos Gobiernos de los estados que acogen este tipo de recintos para que la participación de su industria local sea mayor. No obstante, por ahora solo una decena de empresas y astilleros compiten en la fabricación de las cimentaciones sobre las que se asientan los aerogeneradores en el mar. 

Medios superlativos

Navantia dispone de unas instalaciones y de unos medios de elevación con los que no cuentan muchos de sus competidores. Por ejemplo, las jackets que acaba de fabricar para Iberdrola se han ido ensamblando debajo de su grúa pórtico. 

Los nuevos componentes para el parque de East Anglia One serán más altos y dispondrán de tres patas en vez de cuatro pero consumirán el mismo acero.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
18 votos
Comentarios

Iberdrola adjudica a Navantia Fene un nuevo pedido de piezas eólicas