Los Carceller se avienen a pagar más de 90 millones para evitar el juicio y eludir la cárcel

El patriarca de la familia habría defraudado supuestamente 72 millones a Hacienda


redacción / la voz

Parecía que a la tercer iría la vencida y que, tras dos aplazamientos, los Carceller, una de las familias más acaudaladas de España, se sentarían por fin en el banquillo. Pero no fue así. Y eso porque la Fiscalía Anticorrupción y las defensas de Demetrio Carceller Coll, de su hijo Demetrio Carceller Arce, presidente de la cervecera Damm, y de las otras dos personas que iban a ser juzgadas ayer en la Audiencia Nacional por fraude fiscal y blanqueo han llegado a un acuerdo que pasaría por el pago de multas que superarían los 90 millones de euros para evitar entrar en prisión, según fuentes judiciales. La letra pequeña del trato extrajudicial no se conocerá hasta pasado mañana, cuando están citadas las partes, pero en principio las penas de los acusados -que se considerarían culpables de los delitos- no superarían los dos años de cárcel.

Anticorrupción solicitaba para Carceller Coll una pena de 48 años y seis meses de prisión, mientras que para su hijo reclamaba 14 años al considerarle cooperador necesario en los mismos delitos. También están acusados José Luis Serrano Florez, hombre de confianza de los Carceller, y el asesor Gabriel Petrus Labayen. Según el escrito de la Fiscalía, Carceller Coll habría ocultado al menos desde 1990 sus rentas y patrimonio al fisco, simulando residir en Portugal y el Reino Unido para que fuese considerado como no residente. Pero las pesquisas dirigidas por Anticorrupción determinaron acabaron desvelando que el que patriarca de la saga vivió durante años en Galapagar, un municipio de la sierra de Guadarrama. Para evitar ser detectado a través de cuentas bancarias, acumulaban en casa grandes cantidades de dinero en efectivo. Y, mientras, se cubría las espaldas evitando las apariciones en restaurantes y locales de ocio, y delegando en su hijo y otras personas de confianza la firma de cualquier negocio u operación económica. 

Dos aplazamientos

En junio del 2015 quedó suspendido el juicio después de que las partes pidieran interrogar a varios testigos residentes en Estados Unidos, lo que obligó a la tramitación de una comisión rogatoria para solicitar su declaración por videoconferencia. El juicio se señaló de nuevo para el pasado mes de enero, pero se volvió a aplazar debido a una grave enfermedad sufrida por Demetrio Carceller Coll. El juez Pablo Ruz los procesó por defraudar presuntamente 72 millones de euros al fisco y cometer un delito continuado de blanqueo de capitales. En concreto, detallaba que, según los informes de Hacienda, Carceller padre podría haber defraudado entre el 2001 y el 2009 un total de 42,3 millones en concepto de IRPF y 29,6 millones más en el impuesto de patrimonio.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

Los Carceller se avienen a pagar más de 90 millones para evitar el juicio y eludir la cárcel