La tecnología como herramienta para revitalizar el sector primario

Embriovet ha apostado por el I+D para mejorar el rendimiento de explotaciones ganaderas. Esta empresa de servicios veterinarios está especializada en la biotecnología reproductiva aplicada al vacuno


En un sector tan castigado en los últimos tiempos como es el de la ganadería, Embriovet se ha armado de saber hacer, trabajo duro y una apuesta por la investigación para conseguir hacerse un nombre en nuestro mercado e incluso más allá de nuestras fronteras. Especializada en servicios de biotecnología reproductiva aplicada al ganado vacuno, Embriovet está dirigida a la mejora genética y a un avance en el rendimiento reproductivo de los animales. «Trabajamos por la revitalización del sector primario, en concreto del ganadero productor de leche y carne mediante la contribución a la mejora de su competitividad», resume Daniel Martínez, director técnico y socio fundador de la empresa, quien explica además que la labor que realizan desde su compañía «contribuye a la mejora de la difícil situación de un sector estratégico para la sociedad y cuya mejora ha sido considerada cuestión de estado y objeto de numerosos planes oficiales desde hace más de 60 años».

Formada por tres técnicos, una economista y dos veterinarios especializados en transferencia embrionaria, la compañía con sede en A Coruña se dedica a la transferencia embrionaria y a las tecnologías relacionadas. «Una vez seleccionadas las mejores hembras de una explotación, entendiéndolo como las más rentables debido a su genética, aplicamos la tecnología embrionaria para obtener el máximo número de descendientes posible», relata Martínez, para después añadir que con estos métodos el beneficio obtenido es doble, puesto que se consigue aumentar la descendencia de las más rentables al mismo tiempo que se consigue reducir el de las malas. «Si la selección se hace bien, en una sola generación de animales se materializa el progreso, para el que antes necesitábamos de siete a diez generaciones, y esto en ganado vacuno son entre 20 y 30 años», sentencia.

Uno de los proyectos más interesantes con los que cuenta la compañía coruñesa es Embriomarket, una empresa que nace al amparo de Embriovet y que facilita la comercialización del material genético generado por y para su actividad. De esta forma, Embriomarket cuenta con una tienda online con oferta permanente de embriones de todas las razas de carne y leche. «También gestionamos contratos para la exportación, importamos embriones bajo demanda y realizamos contratos entre ganaderos para la producción de embriones o para el alquiler de vientres», explican los responsables de una empresa que realiza las labores de un intermediario que busca los mercados, asegura los pagos o gestiona los contratos, entre otros muchos cometidos, facilitando así la actividad del ganadero: «De esta forma, el que vende no se tiene que preocupar ni invertir en hacer márketing, preparar pedigrís u otra información comercial, así como de asistir a ferias o poner anuncios. Y por otra parte, no tiene que dedicar tiempo a los clientes, a la gestión de los cobros, a los descuentos por amistad, al 'no le compro al vecino', etc».

Un sector de valientes

Trabajar en un sector como el ganadero no es tarea sencilla. Pero los responsables de Embriovet consideran que formar parte de él es «estimulante». «Este es un sector de gente valiente y abnegada. Nosotros creemos absolutamente en lo que hacemos y en nuestra contribución al futuro de las explotaciones que apuestan por esta vía», asegura Martínez para después añadir: «Las relaciones son muy profesionales pero también muy humanas y eso también enriquece».

A pesar de trabajar en un sector tan tradicional, las nuevas tecnologías son de importancia capital para empresas como Embriovet, que ha apostado desde el principio de su camino por el I+D. «No podemos imaginar el futuro de nuestra empresa sin una rama de I+D», sentencia Martínez. De esta forma, Embriovet presentará este año la primera tesis doctoral realizada en la empresa y en los próximos meses tienen prevista la incorporación a la plantilla de un segundo doctor, con el objetivo de desarrollar planes de investigación más ambiciosos: «Los primeros años fueron necesarios para afianzar y consolidar el proyecto empresarial y ahora estamos preparados para acometer otros proyectos».

Tampoco han dejado de lado la apuesta por la internacionalización. Y es que, aunque admiten que la presencia en el exterior no fue el primer objetivo, las oportunidades que han ido surgiendo les han demostrado sus beneficios. «Hemos exportado embriones a varios países de la UE y actualmente estamos atendiendo un importante contrato de exportación a Australia».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La tecnología como herramienta para revitalizar el sector primario