¿Qué hacemos con el paro juvenil?

España está entre los países de la UE con la mayor tasa de ninis. En Galicia suponen ya más del 25 % de la población activa

Población que ni estudia ni trabaja en la UE Población que ni estudia ni trabaja en la UE

Madrid / La Voz

En el Día Mundial de la Juventud, que hoy conmemora Naciones Unidas bajo el lema El camino hacia el 2030: erradicar la pobreza y lograr el consumo y la producción sostenibles, los motivos para la preocupación parecen pesan más que los de celebración, a tenor de las complicadas perspectivas laborales del segmento de menor edad de la población. Desde el estallido de la crisis, los más jóvenes están condenados, cuando no a unas elevadas tasas de paro, a una precarización que lastra su proyecto vital e incluso les empuja a abandonar el país. ¿Se puede hacer algo con este galopante desempleo?

Escenario laboral

La pesadilla del desempleo. España tiene 7,2 millones de habitantes con edades comprendidas entre los 15 y los 29 años (el 15,5 % de la población), 328.400 en Galicia. Los datos son elocuentes: la tasa de paro para los menores de 25, si bien se ha reducido algo desde el pasado año, está aún demasiado próxima al 50 %, en concreto en el 46,5 % del total y es más del doble de la tasa de paro general, según la última Encuesta de Población Activa (EPA), correspondiente al segundo trimestre de este año. En lo que respecta a Galicia, según la misma encuesta, la tasa de paro del colectivo con edades entre 16 y 34 años baja al 26,6 %.

Efecto desánimo

Crece el número de los que tiran la toalla. Además de en el abultado desempleo, los sindicatos también ponen el foco sobre la preocupante caída de la población activa más joven. UGT recuerda que el número de activos de entre 16 y 34 años sufrió un retroceso anual, según la última EPA, cercano a las 140.000 personas, mientras que los inactivos -quienes, en edad y situación de trabajar, no buscan empleo- se elevaron en casi 149.000.

En Galicia, en el rango de edad entre 16 y 34 años, la EPA certificaba 233.700 personas activas, 8.100 menos que un año atrás y casi 90.000 por debajo de las registradas en el mismo trimestre del 2011, mientras que la población inactiva (entre 16 y 29 años) en el mismo período alcanzó las 157.400 personas, de las que, además, el 11,6 % además de no buscar empleo, tampoco estudiaba.

El avance de los «ninis»

España, en el top ten europeo. De hecho, la oficina estadística europea, Eurostat, publicó ayer un estudio en el que situaba a España entre los países con mayor número de jóvenes que ni estudian ni trabajan, los bautizados como ninis. Nuestro país es el quinto -empatado con Chipre-, con un 22,2 % de ninis, solo por detrás de Italia (31,1 %), Grecia, Croacia, Rumanía y Bulgaria, a distancia de la media europea (17,3), y triplica a la de Holanda, que es la más baja. Aún peor es constatar que en la última década España ha sido el tercer país en el que más se ha incrementado (nueve puntos) el porcentaje de jóvenes que desisten de acceder al mercado laboral pero también tiran la toalla con su formación.

En riesgo de exclusión

Precariedad «devastadora». El Consejo de la Juventud de España (CJE) destacaba ayer que los jóvenes han desbancado a la tercera edad y a la infancia como «colectivo con mayor riesgo de exclusión social», debido a su «difícil» situación laboral, que UGT Galicia calificó de «devastadora». «Altas taxas de desemprego, temporalidade, parcialidade, salarios moi por debaixo dos do resto das idades e taxas de pobreza ou exclusión social alarmantes, unha situación que se agudizou aínda máis coa entrada en vigor da reforma laboral», sostiene la organización sindical, que cifra en el 9,4 % la cuantía en la que el salario de los jóvenes gallegos es aún inferior a la media estatal y un 17,9 % menor que la media total en Galicia.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

¿Qué hacemos con el paro juvenil?